Cambio de frecuencia

¿Cómo queda el "must offer"…?

Ayer se dio a conocer que una juez federal negó a Televisa el amparo interpuesto contra la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones que obliga a los concesionarios de tv abierta a “ofrecer gratuitamente” sus señales a los sistemas de tv de paga (must offer) y a éstos a conducir, también obligatoriamente, esas señales (must carry). Pero, simultáneamente, se informó que otra juez admitió una solicitud de amparo presentada por Tv Azteca  contra los lineamientos relativos al must offer-must carry publicados por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).  

Unos sí, otros no

¿Por qué el amparo de Televisa fue rechazado y el de Azteca admitido? Porque el de Televisa fue presentado para impugnar disposiciones que forman parte de una reforma constitucional, en tanto que el de Azteca es contra actos de una autoridad: el Ifetel.  

En el caso de la demanda de Televisa, la juez Silvia Cerón indicó que era “notoriamente improcedente” porque la Ley de Amparo prohíbe ese tipo de recursos contra reformas a la Constitución. En cambio, la de Tv Azteca fue admitida porque el artículo 28 de la Constitución, modificado el año pasado como parte de la reforma en telecomunicaciones, indica en su fracción VII que los actos del Ifetel pueden ser impugnados “mediante juicio de amparo indirecto”, aunque ello no implica que esos actos sean suspendidos.

Resquicios legales

¿Quién sabe si Televisa y Azteca se pusieron de acuerdo para impugnar mediante diversos procedimientos legales el must offer-must carry o cada una decidió hacerlo por su lado? Cualquiera que sea el caso parece claro que ninguna está dispuesta a quitar el dedo del renglón.

No parece probable que puedan modificar que esas dos disposiciones, incluidas en una reforma constitucional, aparezcan en la nueva ley de telecomunicaciones y radiodifusión, pero tal vez podrían lograr cambios en los lineamientos que sobre ese asunto estableció el Ifetel, por ejemplo que cambien los criterios para definir la cobertura de los canales de televisión. Pueden insistir en que ninguno de sus canales cubre 50 por ciento del territorio y que, por lo tanto, no tienen obligación de proporcionarlos a los sistemas de paga satelitales. O pueden argumentar que los canales 5 y 7 no tienen esa cobertura con el fin de ofrecer gratuitamente solo el 2 y el 13.

Derechos de autor

¿Cómo quedaría el tema del must offer-must carry en caso de que el paquete de legislación secundaria enviado por Enrique Peña Nieto al Congreso fuera aprobado? El artículo 164 del proyecto de Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión ratifica que la oferta gratuita de señales por parte de los concesionarios de la tv abierta debe ser obligatoria, lo mismo que la conducción de esas señales por parte de los sistemas de paga.

Lo interesante es que dentro del mismo paquete de legislación secundaria hay una reforma a los artículos 27 y 144 de la Ley Federal del Derecho de Autor que puede dar lugar a interpretaciones contradictorias por parte de la autoridad y los concesionarios, lo cual podría generar más diferendos legales.

Esos dos artículos facultan a los “titulares de los derechos patrimoniales” (artículo 27) y a los “organismos de radiodifusión” (144) a autorizar o prohibir la retransmisión de las obras o emisiones de las cuales poseen derechos de autor.

Sí, pero no

El artículo 144 establece que “los organismos de radiodifusión tendrán el derecho de autorizar o prohibir respecto de sus emisiones: I. La retransmisión; II. La transmisión diferida; III. La distribución simultánea o diferida, por cable o cualquier otro sistema”.

En este artículo y en el 27 se añade en el proyecto enviado por Peña Nieto al Congreso el siguiente párrafo: “Lo anterior sin perjuicio de la obligación de los concesionarios de radiodifusión de permitir la retransmisión de su señal y de la obligación de los concesionarios de televisión restringida de retransmitirla en los términos establecidos en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión”.

Es decir, sí, pero no. Los concesionarios tendrían derecho a autorizar o prohibir la retransmisión de sus señales, pero al mismo tiempo estarían obligados a permitirla gratuitamente en los términos de la nueva ley.

Galimatías

Un verdadero galimatías. Los concesionarios podrían interponer un recurso legal con el argumento de que la ley les concede un derecho que al mismo tiempo les quita. Quizá les respondan que la reforma constitucional en telecomunicaciones está por encima de la Ley Federal del Derecho de Autor, pero cabe preguntar si un paquete de leyes secundarias que tiene “parches” o añadidos que parecen contradecirse debe ser aprobada sin una discusión a fondo, con la celeridad que pretenden el PRI, el PVEM y algunos aliados panistas.