Cambio de frecuencia

Más estaciones en FM


No obstante ser periodo de vacaciones, diciembre de 2014 fue de intensa actividad para el Ifetel, que publicó ese mes diversas disposiciones, entre ellas el anuncio de una probable reorganización del espectro que corresponde a radio y televisión.

Nueva separación

Entre esas disposiciones destacan las relacionadas con la radio, medio en el que podrían producirse, al concluir el primer semestre de este año, novedades importantes, en especial una: la reducción del ancho de banda que deben guardar entre sí dos emisoras de FM que funcionan de manera continua. Actualmente esa separación es de 800 KHz (.8 MHz), pero podría reducirse con la finalidad de que haya un número mayor de estaciones en la banda de FM. Recordemos que ésta cubre el segmento de 88 a 108 MHz.

Reducir la separación entre emisoras es algo a lo que la autoridad mexicana se ha resistido durante varios años y que ahora el Ifetel acepta como algo necesario debido a la evolución tecnológica en el mundo. La separación de 800 KHz entre emisoras de FM data de los años 70 del siglo pasado y ya prácticamente ningún país la utiliza.

Buenos Aires, ejemplo

Varios propusimos en México, desde hace más de una década, que esa separación se redujera a 400 KHz (.4 MHz) para que en las entidades de la República donde el espectro para radio se encuentra saturado pudieran caber más emisoras. Si en el DF, donde el espectro para FM está saturado, cabría una veintena de nuevas estaciones si la separación actual se redujera a la mitad.

 En muchas ciudades del mundo —París, Buenos Aires, Santiago, Nueva York— la separación entre emisoras que transmiten con potencia alta suele ser de 400 KHz, pero entre esas emisoras pueden funcionar, con una separación de 200 KHz, estaciones comunitarias o de barrio. En la capital de Argentina, por ejemplo, funcionan más de 100 estaciones de FM bajo ese esquema técnico: comerciales, de barrio, universitarias, de gremios o comunidades religiosas. No hay interferencias: las emisoras de potencia alta se escuchan en toda la ciudad con excelente calidad; las de baja potencia en la zona de la comunidad a la que sirven.

Nueva conciencia 

Parece que, por fin, la autoridad mexicana ha empezado a ser consciente de que es necesario modificar el funcionamiento de la banda de FM en cuanto a la separación de estaciones. En el “Programa de trabajo para reorganizar el espectro radioeléctrico a estaciones de radio y televisión”, publicado el pasado 17 de diciembre, el Ifetel afirma:

 “Es innegable que un marco regulatorio adecuado brinda las condiciones necesarias para lograr los objetivos tendientes a la optimización en el uso del espectro. En este sentido, será necesario realizar los estudios y adecuaciones necesarias en materia de radiodifusión, que permitan flexibilizar los esquemas de regulación actuales que inhiben y limitan su desarrollo. Tal es el caso de los requerimientos de separación mínima de 800 KHz entre frecuencias portadoras principales en una misma localidad (actualmente vigente).”

Estudios y consulta

Por ello, el organismo rector considera indispensable “realizar los estudios técnicos necesarios que permitan comprobar la operación de estaciones de radiodifusión en FM con separaciones inferiores a 800 KHz entre sus portadoras principales, incluyendo el uso de transmisores digitales.” 

Antes de “emitir disposiciones (…) para el uso eficiente de la banda (de FM) con las nuevas consideraciones”, el Ifetel realizará una consulta pública. Ambas cosas —la consulta y la emisión de nuevas disposiciones para el funcionamiento de la radio en FM, que probablemente disponga  reducir la separación entre emisoras— deberán quedar terminadas antes de que finalice el segundo trimestre de 2015.

Si el Ifetel decide reducir a 400 KHz la separación, habrá que ver cómo se utilizarían las nuevas frecuencias que se abrirían en el cuadrante. Todo apunta a que serán utilizadas en mayor medida para colocar ahí a las emisoras de AM que pertenecen a grupos radiofónicos que actualmente no tienen espacio en FM. En contraste, los espacios para emisoras no comerciales, sino públicas o sociales, serán muy limitados (si es que el Ifetel decide otorgar algunos a este tipo de estaciones). 

Radio educación

De hecho, la reforma en telecomunicaciones estableció ya una suerte de ghetto radiofónico para las emisoras de uso social —las comunitarias incluidas— que contarán con espacios solamente en el segmento final de la banda de FM (es decir, entre los 106 y los 108 MHz) y con potencia muy reducida.

En este contexto solo cabe esperar que emisoras públicas, como las de la UAM y el IPN, ahora obligadas a transmitir con baja potencia, puedan hacerlo con mayor potencia y cobertura, si se hace realidad la reducción a 400 KHz. Y sobre todo, que una emisora histórica en México, Radio Educación, que solo transmite en AM, pueda contar, por fin, con una frecuencia en FM.