Cambio de frecuencia

Tv Azteca: ¡abajo el “tiempo del Estado”!

Ricardo Salinas Pliego quiere eliminar el “tiempo del Estado” en radio y televisión. Con ese objetivo presentó en 2011 dos amparos, uno promovido directamente por Tv Azteca y el otro por Televisora del Valle de México, S. A., concesionaria del Canal 40. El caso se discute actualmente en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

AMPAROS IMPROCEDENTES

El amparo promovido por el Canal 40 pretende que se declare inconstitucional el tiempo de 30 minutos diarios de transmisión que el artículo 59 de la Ley Federal de Radio y Televisión (LFRT) ordena a las emisoras poner a disposición del Estado. El otro amparo, presentado por Tv Azteca, solicita que sean declarados inconstitucionales los artículos 15 y 16 del Reglamento de la LFRT donde se establece la forma en que el Estado debe emplear los 30 minutos que marca el artículo 59 de la LFRT.

Los dos amparos fueron declarados improcedentes en 2012. El de Canal 40 por el juez Carlos Hugo Luna, el 23 de febrero, y el de Tv Azteca por la juez Blanca Lobo, el 26 de marzo. Sin embargo, el 11 de septiembre de 2013 Tv Azteca y Canal 40 solicitaron ante la SCJN la revisión de los amparos y de sus respectivas sentencias.

“TRABAJO FORZADO”

Los argumentos de Tv Azteca para intentar que se declare inconstitucional el “tiempo del Estado” son curiosos: se relacionan con los “derechos humanos”. Según la televisora de Salinas Pliego, la reforma introducida al artículo 1 de la Constitución en junio de 2011 haría que la existencia del tiempo utilizado gratuitamente por el Estado fuera violatorio de los “derechos humanos de Tv Azteca”.

El párrafo 2 del artículo 1 constitucional indica que “las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con (la) Constitución y con los tratados internacionales (suscritos por México)”. Azteca afirma que México tiene un par de convenios con la Organización Internacional del Trabajo (los números 29 y 105) en los cuales se prohíbe el “trabajo forzado”. Según Azteca, cada vez que la Secretaría de Gobernación entrega a la televisora la pauta de spots o programas para ocupar el “tiempo del Estado” la obliga a realizar un “trabajo forzado” que además no se le paga. Contra esos actos es el amparo.

También argumenta que hay una violación al artículo 25 constitucional porque al obligarla a realizar un “trabajo forzado” e impago se inhibe su libertad de desarrollo económico, debido a que la empresa pierde dinero al transmitir mensajes del Estado y no cobrar por ello.

REVISIÓN DE AMPAROS

Para responder a la solicitud de revisión de amparo interpuesta por Canal 40 y Tv Azteca, la SCJN asignó el caso al ministro Fernando Franco González-Salas, quien elaboró la ponencia correspondiente. El pasado lunes 7 de octubre, durante el pleno de la Suprema Corte, se dio a conocer el proyecto de sentencia: “La Justicia de la Unión —dice el proyecto— no ampara ni protege a Televisora del Valle de México (Canal 40), en contra de los actos reclamados…”.

El proyecto establece que el “tiempo del Estado” no es “inconstitucional”, como sostiene Tv Azteca. Sin embargo, la Corte tiene que discutir, en la sesión de hoy 10 de octubre, sobre otro de los argumentos de Tv Azteca: la televisora afirma que el decreto de reforma al artículo 1 de la Constitución, publicado en junio de 2011, indica en su artículo noveno transitorio que “se derogan todas las disposiciones que contravengan el presente decreto”; según Azteca con esa disposición los artículos 59 de la LFRT, así como el 15 y el 16 de su Reglamento, estarían “tácitamente” derogados porque “contravienen el artículo 1 constitucional”.

El fallo de la Suprema Corte con respecto al amparo solicitado por el Canal 40 sentará las bases para decidir con relación a la otra demanda involucrada en este caso, la presentada por Tv Azteca.

SOLEDAD Y FUERZA

No parece probable que la Suprema Corte dé la razón a la televisora de Salinas Pliego en el punto relativo a la “derogación tácita”; imaginemos el escándalo político que se armaría si el “tiempo del Estado” se deroga. Sin embargo, siempre cabe la posibilidad de una sorpresa.

Hasta hoy, Tv Azteca ha ido sola en esta lucha. Los otros concesionarios, que muy probablemente comparten la postura de Ricardo Salinas Pliego, han preferido guardar silencio, quizá por prudencia, por compromiso con el gobierno de Enrique Peña Nieto o para evitar una confrontación política con el régimen.

No obstante, recordemos que la fuerza de los concesionarios es mucha cuando se unifican. Esa fuerza logró que, en octubre de 2002, Vicente Fox cancelara el llamado “12.5 por ciento de tiempo fiscal”, luego de una movilización de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, entonces dirigida por el vicepresidente de Televisa, Bernardo Gómez. ¿Ocurrirá algo así en este sexenio con relación al “tiempo del Estado” o Tv Azteca permanecerá sola?