Cambio de frecuencia

Transición a la tv digital: disputa política

El apagón analógico en televisión avanza en México penosa y lentamente;  muestra nuevamente la incapacidad de la “clase política” para impulsar políticas “transexenales” que puedan desarrollarse con eficacia, en los tiempos planeados y al margen de la disputa electoral entre los partidos.

Matamoros, Reynosa…

Dos noticias relacionadas con el apagón se registraron en días recientes. La primera fue el anuncio hecho por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), el viernes pasado, de que el 14 de enero de 2015 se efectuará el apagón en 12 municipios de Tamaulipas, entre los que se ubican tres de las principales ciudades de ese estado: Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo. Son 10 municipios de la región fronteriza con EU y dos de la zona conocida como Valle de San Fernando. El detalle de esta información se publicó antier, martes 15 de diciembre en el Diario Oficial.

Es todavía una parte minoritaria de Tamaulipas, entidad que cuenta con 43 municipios. Y hay que decirlo: este segundo apagón —el primero fue en Tijuana el año pasado— se realizará con más de un año de retraso: estaba programado para el 26 de noviembre de 2013, luego pasó al 29 de mayo de 2014, más tarde al 26 de noviembre y ahora se fijó para el 14 de enero de 2015.

Segundo "apagón"

Al parecer ahora sí realizará. Según informó el Ifetel, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ya entregó 125 mil 826 televisores digitales en otros tantos hogares de esos municipios, con lo cual se garantiza, según la dependencia, que 90 por ciento de la población —porcentaje que el Ifetel fijó para decretar el apagón analógico— estará en condiciones de recibir señales digitales el próximo enero. El 10 por ciento restante deberá comprarse un  televisor digital con su propio dinero, adquirir un convertidor digital para adaptarlo a su vieja televisión analógica o suscribirse a un sistema de tv pagada para tener acceso a la tv digital.   

El 13 de enero de 2015, a las 23 horas con 59 minutos, 14 canales de televisión (6 de Televisa, 5 de Azteca, uno de Multimedios, otro de Tv Norte y uno más de Televisión Digital S.A.) dejarán de transmitir señales analógicas y en el primer minuto del día 14 difundirán exclusivamente en formato digital.

Nuevos tropezones

Aparte de los continuos aplazamientos en las fechas previstas para llevar a cabo la transición hacia la tv digital, el apagón analógico, previsto para el 31 de diciembre de 2015, podría sufrir nuevos tropezones, no atribuibles a ineptitud de las autoridades, sino a la disputa electoral entre partidos políticos.

Recordemos que el proyecto de Felipe Calderón para realizar la transición a la tv digital consistía en la entrega de convertidores digitales en los hogares más pobres. De esa manera se realizó el apagón en Tijuana en julio de 2013; ya era el sexenio de Peña Nieto, pero todavía se aplicaba la directriz calderonista por parte de la ahora extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones. Con la desaparición de la Cofetel y el retorno del PRI al gobierno el procedimiento cambió: dejaron de repartirse convertidores y ahora se distribuyen televisores de 21 pulgadas con recepción de audio y video digitales y susceptibles de conectarse a internet; la entrega no está a cargo del Ifetel —organismo formalmente autónomo—, sino directamente del Ejecutivo a través de las secretarías de Comunicaciones y Transportes y de Desarrollo Social.

“Regalo de Peña”     

PAN y PRD han denunciado que el reparto de esos televisores se está haciendo a nombre del gobierno federal y quienes los entregan dicen a los beneficiarios que “es un regalo del presidente Peña Nieto”. En mayo de este año, la SCT anunció que repartirá 13.8 millones de televisores digitales en igual número de hogares.

Por ello, el PAN anunció el pasado fin de semana que solicitará al Instituto Nacional Electoral (INE) que detenga el reparto de los televisores y se reanude hasta finalizadas las elecciones de 2015, porque, argumentan los blanquiazules, el  gobierno y su partido están sacando provecho político de un programa social. En 2011, el PRI logró frenar en la Cámara de Diputados la asignación de presupuesto para la entrega de convertidores digitales al considerar que el gobierno de Felipe Calderón podría utilizar ese reparto con fines electorales en 2012. Ahora el PAN va la revancha.

Uso faccioso

Si el PAN tiene éxito y logra detener la entrega de televisores digitales a los hogares de bajos recursos durante el primer semestre de 2015, se incrementaría enormemente el riesgo de que la transición a la tv digital se retrase aún más y que el apagón analógico no pudiera efectuarse el 31 de diciembre del próximo año. Pero también sería lamentable que se permitiera al  gobierno y al PRI hacer uso de recursos públicos para allegarse votos y recuperar algo de su maltrecha imagen. Así son las cosas en nuestro país.