Cambio de frecuencia

Televisa: preponderante y dominante

Dentro de unas semanas, el Ifetel deberá determinar si el Grupo Televisa es “agente económico con poder sustancial” en el mercado de televisión de paga; de hecho, el organismo regulador ya dio un “dictamen preliminar” en tal sentido el pasado 28 de abril cuando, a través del Diario Oficial, informó que “Grupo Televisa, por sí misma y en su carácter de fusionante de las empresas  Cablemás, Cablevisión, Televisión Internacional, Grupo Cable Tv, Innova (que opera el sistema Sky) y Letseb, integran un grupo de interés económico que tiene “poder sustancial” en 99 de los 102 mercados relevantes de televisión pagada. 

Qué medidas

Televisa cuenta con 20 días hábiles contados a partir del 29 de abril para impugnar el dictamen preliminar del Ifetel. En caso de no hacerlo o de que los argumentos que presente no sean convincentes para el organismo regulador, éste impondrá “las medidas necesarias para evitar que se afecte la competencia y la libre concurrencia” en el mercado de tv de paga. 

La pregunta es qué medidas impondrá el Ifetel para evitar que se afecte ese mercado, porque si son medidas “simbólicas” difícilmente habrá mayor  competencia en tv de paga; a Televisa le está yendo muy bien en ese negocio y aparentemente preferiría cargar con el peso de ser declarada “agente económico con poder sustancial” si solo se le imponen medidas “tibias”  y su crecimiento en ese rubro continúa con el ritmo acelerado que ahora tiene. 

Telecomunicaciones  

Desde hace al menos un par de años, los ingresos de Televisa derivados de Sky y tv por cable son superiores a los que obtiene en tele abierta. En su contabilidad, incluye a la tv abierta en el renglón de “contenidos”, a la tv por cable en el rubro de “telecomunicaciones” y coloca por separado a Sky, aunque técnicamente también pertenece al sector de telecomunicaciones. 

Al finalizar 2014, las ventas de Televisa en el renglón de contenidos (donde se incluyen publicidad —principal fuente de  ingresos para la tv abierta—, venta de programas y licencias, y venta de canales) sumaron 34 mil 868  millones de pesos, cifra equivalente a 42.8 por ciento de las ventas totales (que sumaron 80 mil 118 millones de pesos). Por su parte, las ventas de telecomunicaciones (que provienen básicamente de tv por cable e internet) fueron de 20 mil 937 millones de pesos (25.7  por ciento de las ventas totales), mientras que las de Sky registraron 17 mil 498 millones (21.5 por ciento del total).

Sube y baja

Juntas, las ventas de telecomunicaciones y de Sky —que, insisto, también es telecomunicaciones— representaron en 2014, 47 por ciento del total, mientras que las de contenidos, donde se ubican los ingresos de tv abierta, fueron equivalentes a 43 por ciento. Telecomunicaciones es el principal negocio de Televisa. El 10 por ciento restante corresponde a “otros negocios”.

Esto no significa que sus ventas en el rubro de tv abierta estén bajando, por el contrario, suben, pero en una proporción menor a la que tienen las de telecomunicaciones. Por ejemplo, en el reporte de la empresa correspondiente al primer trimestre de 2015, el renglón de contenidos sumó ventas por 7 mil 21 millones de pesos, mientras que en el mismo periodo de 2014 fueron de 6 mil 641 millones; es decir, hubo en ese renglón un incremento de 5 por ciento. En cambio las ventas de Sky en el primer trimestre de 2014 fueron de 4 mil 199 millones, mientras que en el mismo periodo de 2015 registraron 4 mil 621 millones (un incremento de 10 por ciento), y llama la atención el incremento de las ventas en telecomunicaciones: en el primer trimestre de 2014, fueron de 4 mil 600 millones, pero en el mismo periodo de 2015 aumentaron a 6 mil 714 millones, un incremento de 45.9 por ciento.

Tendencia

La tendencia que muestran las ventas de Televisa es que crezcan de manera modesta en tv abierta, y en telecomunicaciones (incluida Sky) representen un porcentaje cada vez mayor en las ventas totales. Precisamente por esta tendencia no resultó sorprendente que Televisa haya adquirido la empresa Cablecom a finales del año pasado aun sabiendo que eso la colocaría en situación de ser declarada “agente económico con poder sustancial”. Recordemos que, incluso, se colocó en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión un artículo transitorio muy cuestionado —el noveno— que permitió a Televisa comprar Cablecom sin solicitar permiso al Ifetel.

Por eso será interesante ver las medidas que el Ifetel impondrá para que el dominio de Televisa en televisión de paga donde, según el regulador, impone condiciones en 99 de los 102 mercados, “no afecte la competencia y la libre concurrencia”. Porque puede ocurrir que si esas medidas son débiles a Televisa no le importe ser  declarada “agente económico con poder sustancial” a cambio de no ver interrumpido su crecimiento incesante en tv de paga.