Cambio de frecuencia

Televisa y Teletón: regaño o transparencia

Como entidad privada, la Fundación Teletón no tiene obligación de hacer públicos sus estados financieros, pero le convendría darlos a conocer —como una obligación ética— si quiere enfrentar con éxito las dudas y los cuestionamientos que en torno a ella se han acumulado en sus 18 años de existencia. Y debería hacerlo también porque —según reconoce la propia fundación— maneja dinero público proveniente de donaciones hechas por 20 gobiernos estatales: ¿cuánto dinero dan esos gobiernos a la Fundación Teletón? Por su parte, las empresas que donan para esa causa ayudarían a la transparencia si revelaran a cuánto ascienden las deducciones de impuestos que de ello se derivan.  

La transparencia sería preferible a los regaños contra la audiencia y los críticos del Teletón que lanzó Eugenio Derbez el viernes pasado.

Cambios necesarios   

El 5 de noviembre, un mes antes del Teletón 2014, el Gabinete de Comunicación Estratégica publicó una encuesta (http://www.gabinete.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=374:teleton-2014) cuyos resultados tendrían que ser tomados en cuenta por la fundación que preside Fernando Landeros; las cifras no le favorecen y muestran que llegó el momento de que esa organización inicie cambios, desde la obligación ética de ser transparente en el origen y manejo de sus recursos hasta la forma de presentar su maratón televisivo anual.

Según la encuesta, 83.8 por ciento de las personas piensa que “Televisa sale beneficiada económicamente con el Teletón”. El 55.3 considera que “el Teletón fue creado por la empresa Televisa para evadir impuestos” y 33.4 que “la Fundación Teletón es una organización desligada de Televisa y busca ayudar a los discapacitados”

Sociedad o empresas

A la pregunta de “¿en quién debería recaer mayor responsabilidad para lograr la meta del Teletón, en las empresas o en la sociedad?”, 58 por ciento respondió “en las empresas”, 22.5 “en la sociedad civil” y 12.1 “en ambas”.

El 80.7 por ciento de los encuestados manifestó no tener ningún “familiar, amigo o conocido que haya sido o esté siendo rehabilitado en algún CRIT”, y con respecto a la forma de presentar el maratón televisivo anual las opiniones se dividieron: 48.1 por ciento opinó que “el Teletón llegaría a la meta, sin tener que exponer el dolor y el camino difícil que han recorrido las personas discapacitadas y sus familias”, mientras que 46 opinó que no se lograría la meta sin acudir a la exaltación de emociones. Asimismo, 47.4 por ciento consideró que el Teletón debe seguir efectuándose cada año, mientras que 42.3 afirmó que debe realizarse en periodos más largos, por ejemplo cada dos años.

Desatención gubernamental

Finalmente, con respecto a la recomendación hecha al gobierno mexicano por el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU para no destinar fondos públicos al Teletón, 33.4 por ciento manifestó estar “muy de acuerdo” con la sugerencia, 20 por ciento “algo de acuerdo”. 18.9 “poco de acuerdo” y 22.5 “nada de acuerdo”.

 Y así como la Fundación Teletón debe replantearse muchas cosas, el gobierno mexicano debería revisar su política hacia la población con discapacidad. A la pregunta de “¿para usted la Fundación Teletón ha hecho lo que el gobierno ha dejado de hacer en cuanto al apoyo y rehabilitación de personas discapacitadas? 63.5 por ciento respondió que sí y 28.6 que no.

Diez veces más

En carta dirigida a la representante de la ONU en México, Marcia de Castro, fechada el 14 de octubre pasado, la legisladora del PVEM Carla Padilla Ramos, secretaria de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, afirmó que el gobierno federal no “destina recursos de manera directa a un ente privado denominado Teletón”, e indica que “los recursos federales destinados al sector Salud y en particular a la atención a la discapacidad para el 2014 son de $44’468’146.00”.

Solamente 44 millones de pesos. Con razón 60 por ciento de los mexicanos piensa que Teletón hace más que el gobierno por atender a la población discapacitada; el viernes pasado recaudó 474 millones de pesos, 10 veces más que el gasto público destinado a ese rubro.

Veinte estados

Carla Padilla también indicó a la funcionaria de la ONU que “Fundación Teletón nos informa que de las 33 entidades federativas existentes en México solo 20 le hacen donaciones (…) que en conjunto no rebasan 0.65 por ciento del presupuesto que éstas ejercen para su sector salud”; sin embargo, no precisa las cantidades. Según el reportaje de Rafael Cabrera publicado en Emeequis el 3 de diciembre de 2012, de 1997 a ese año 10 entidades de la República aportaron mil 464 millones de pesos a la Fundación Teletón. ¿Cuál sería la cifra recaudada si se incluyen los 20 estados que la fundación reconoce como donantes?

Pedir transparencia no es sinónimo de “odio”, ni tendría que ser objeto de discursos regañones como los del viernes pasado.