Cambio de frecuencia

Televisa, Azteca y la multiprogramación

Una vez definidos los lineamientos para la multiprogramación en radio y televisión digitales, queda por ver qué harán en el futuro las televisoras con este recurso, el cual por cierto comenzaron a usar hace tiempo, incluso sin que se hubieran publicado los lineamientos. Recordemos que la digitalización permite incluir, mediante el multiplexeo de señales, varios canales de programación en el ancho de banda de 6 MHz que ocupa un canal de televisión.

Lo que quieran

Los lineamientos publicados por el Ifetel el pasado 17 de febrero permiten a los concesionarios de radio y tv, públicos y privados, hacer lo que quieran con los canales de multiprogramación. Su uso es “voluntario” y no tendrían ninguna sanción si deciden no utilizarlos. O pueden emplearlos en la modalidad que deseen: colocar en ellos únicamente contenidos propios; rentarlos a productores “independientes”, mexicanos o extranjeros, interesados en tener un canal de difusión; incluso, si quieren portarse buena onda, podrían permitir que organizaciones de la sociedad civil, grupos culturales o instituciones de educación inserten programación en esos canales sin cobro. 

Lo único que no pueden hacer es cobrar a los televidentes o radioescuchas por recibir más canales en su aparato. Es decir, no pueden hacer lo que Tv Azteca entre 2009 y 2012, cuando aprovechando el vacío legal usó los canales de multiprogramación del 7, el 13 y el 40 para colocar en ellos parte de su sistema de televisión pagada Hi Tv, hasta que, en 2012, la extinta Cofetel le prohibió hacerlo. Para sintonizar los canales de multiprogramación, Azteca vendía decodificadores en las tiendas Elektra y de esa forma usaba el espectro de tv abierta para hacer un negocio distinto al de radiodifusión.

“Lo nuestro”

Hace unos días, Tv Azteca reveló cómo va a utilizar los canales de multiprogramación: colocará en ellos únicamente contenidos propios, no le interesa rentar esos canales y mucho menos permitir su uso a organizaciones sociales o educativas. “El tema fundamental de la multiprogramación son los contenidos, cómo vamos a llenar esos canales. Azteca es una gran fábrica de contenidos, por consiguiente queremos ocupar todos nuestros canales y competiremos utilizando lo nuestro”, declaró Luis Niño de Rivera, vocero de Ricardo Salinas Pliego (El Financiero, 23/II/2015).

Según Niño de Rivera, su empresa prepara “una estrategia multipantalla para segmentar de forma más eficiente la publicidad (y dar) a los anunciantes más precisión sobre quién lo está viendo y a qué hora para que su producto tenga mayor alcance”.

Toma de nota

Televisa no ha hecho público un posicionamiento acerca de cómo usará la multiprogramación en los próximos años; el consorcio la ha empleado de manera experimental, mediante contenidos propios, en los años recientes; sin embargo, no se sabe si, al igual que Tv Azteca, la utilizará para transmitir solamente sus contenidos o rentará los canales de multiprogramación a otros productores.

Televisa, al igual que otras televisoras, pudo utilizar ese recurso desde 2011 debido a que ese año la Cofetel, presidida por Mony de Swaan, autorizó el uso del multiplexeo de señales con la única exigencia de que el concesionario o permisionario “avisara a la autoridad”, la cual daría a cambio una “toma de nota”. Ello generó críticas por parte de quienes consideraban que debía cobrarse una contraprestación.

Negocio paretura

Entre septiembre de 2011 y de 2013, según datos del Ifetel, 63 canales de tv, pertenecientes a entidades públicas y privadas, solicitaron la “toma de nota” para hacer uso de la multiprogramación, entre ellas Televisa, Tv Azteca, Multimedios, el Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA, hoy transformado en Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, SPR) y los canales 11 y 22. El antiguo OPMA, por cierto, ha utilizado el multiplexeo para transmitir en  multiprogramación las señales de Tv UNAM, el 11 y el 22 en 15 ciudades del país.

La multiprogramación tiene usos diversos. Se puede utilizar exclusivamente para el lucro, como ya anunció Tv Azteca que lo hará. También para combinar el negocio con la “democracia” y la legitimación política mediante la apertura de un canal a grupos y organizaciones sociales (¿habrá alguna televisora que lo haga?). Y en el caso de las televisoras públicas para “convidar” un canal de multiprogramación a otra televisora pública, como hace el SPR. Veremos cómo evoluciona en México esta herramienta producto de la convergencia digital.