Cambio de frecuencia

Slim y Canal 22, socios comerciales

América Móvil y Canal 22 firmaron ayer un acuerdo para la transmisión de los Juegos Olímpicos de Invierno 2014, a celebrarse del 7 al 23 de febrero en Sochi, Rusia. Arturo Elías Ayub, ejecutivo de Telmex y director de Uno Tv —canal que transmite video streaming por internet— precisó los términos de la alianza: será “bajo un esquema de compartición de ingresos por publicidad en el que América Móvil pone los derechos para transmitir los juegos y Canal 22 el tiempo aire”. No aclaró qué porcentaje de la publicidad vendida corresponderá a cada uno.  

Convergencia Digital

En marzo de 2013, América Móvil adquirió los derechos para transmitir los Juegos de Invierno (Sochi 2014) y los de verano (Río de Janeiro 2016) en 17 países de Latinoamérica a través de todas las plataformas tecnológicas: tv abierta, tv de paga, radio, internet y telefonía móvil. Anteriormente, en el caso de México, la compra de esos derechos se hacía por plataformas separadas.

Para los juegos de Londres 2012, Televisa adquirió los derechos de transmisión por televisión abierta, tv de paga y radio dentro del territorio nacional. En el caso de los derechos para transmitir por internet y telefonía móvil, la empresa española Terra los adquirió para México y Latinoamérica con excepción de Brasil.

Omnipresencia

Para 2014 y 2016, América Móvil compró los derechos de transmisión en todas las plataformas. El consorcio de Carlos Slim es el mayor proveedor de televisión de paga en Latinoamérica, con más de 16 millones de suscriptores por cable o satélite; cuenta con 262 millones de clientes en telefonía celular y 17 millones de accesos de banda ancha para internet. En todas esas plataformas podrá transmitir, con recursos propios, los Juegos Olímpicos.

Lo único que le falta es televisión abierta, negocio al cual, en el caso de México, Slim no puede acceder porque el título de concesión de su empresa Telmex —documento que data de 1990— establece en su condición 1.9 que “no podrá explotar, directa o indirectamente, ninguna concesión de servicios (de televisión) al público en el país”. Aparentemente, el acuerdo con el Canal 22 no viola esa disposición en tanto no lo firma Telmex.   

El Candado

Evidentemente Carlos Slim está diseñando estrategias que le permitan obtener ingresos derivados de las transmisiones olímpicas en televisión abierta. América Móvil tendría la posibilidad de transmitir en exclusiva por esa plataforma los Juegos Olímpicos de 2016 si Slim logra desactivar el “candado” que le impide participar en esa actividad, y luego gana el concurso —que se abrirá posiblemente el año entrante— para obtener en concesión una de las redes nacionales previstas en la reforma de telecomunicaciones. Por supuesto, también puede revender los derechos a empresas de tv abierta, como Televisa o Azteca. Ya lo dijo Elías Ayub en marzo de este año: “Negociaremos estos derechos con quien le interese transmitirlos y lleguemos a un acuerdo…”.

Y podría ensayar más alianzas, como la firmada ayer con el Canal 22, para compartir ingresos por publicidad. 

Imagen y política  

¿Por qué Slim firmó alianza con una televisora de propiedad estatal y no con una privada, por ejemplo el Canal 28?

Si el poderoso empresario pensó en la imagen pública y en fortalecer su relación con el gobierno de Peña Nieto, y no solo en el negocio, la elección del Canal 22 como socio fue buena. Obviamente genera mejor imagen pública “apoyar” y hacer que gane dinero una televisora del “sector cultura” cuyo presupuesto es exiguo, que hacer “negocio puro” con, por ejemplo, el Grupo Imagen, propietario del Canal 28. La presencia de funcionarios gubernamentales en la ceremonia donde se firmó el acuerdo habla de que ambas partes querían fotos y cobertura mediática. Allí estuvieron el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa; el director de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Roberto Calleja; el director de Canal 22, Raúl Cremoux; y el subsecretario de Educación Pública, Enrique del Val.

¿Y por qué específicamente el Canal 22? Es el único entre las televisoras propiedad del Estado que puede firmar acuerdos de “compartición de publicidad”. A diferencia del Canal 11, que opera bajo el régimen de permiso y no puede transmitir publicidad, el 22 está concesionado a la empresa paraestatal Televisión Metropolitana S. A. de C.V., legalmente facultada para difundir anuncios comerciales.

Lo que sigue, seguramente, es firmar alianzas para transmitir los juegos de invierno con empresas de  radio y tv de paga.

Microonda: El Atlante

Ya que Carlos Slim está entrando al negocio de la televisión y el deporte-espectáculo, de una vez que compre al Atlante, lo regrese al Distrito Federal, hogar histórico de los Potros, y lo haga un equipo competitivo. No se arrepentiría, sería una inversión redituable en términos económicos y de imagen.