Cambio de frecuencia

Radio Centro: doble solicitud al Ifetel

Tanto era el deseo de Radio Centro por resultar ganador en la licitación de las cadenas de televisión digital terrestre que en septiembre de 2014 presentó ante el Ifetel dos solicitudes para participar en ese proceso: una a nombre de Grupo Radio Centro y otra a nombre de una persona física “participante en la estructura accionaria del grupo” (probablemente Francisco Aguirre, su presidente). Así consta en la versión estenográfica de la sesión celebrada el 13 de noviembre de 2014 por el pleno del Ifetel, disponible en http://apps.ift.org.mx/publicdata/Vers_Pub_Est_XXVIII_Ext_131114.pdf (p.p. 26-29). La solicitud de Grupo Radio Centro fue aprobada; la de la persona física ligada, rechazada. Esta persona fue el misterioso “octavo pasajero” del que se habló en noviembre y no se había identificado.

Identidad oculta

En esa sesión, el pleno del Ifetel emitió “opinión en materia de competencia económica” con respecto a las solicitudes de ocho aspirantes. Según consta en los resolutivos del pleno —también disponibles en internet— se presentaron siete empresas y una persona física. En el caso de las empresas se menciona en esos documentos su denominación y el “grupo de interés económico” al que pertenecen, pero se oculta la identidad de los accionistas. En el de la persona física, el nombre aparece tachado, pero se identifica su pertenencia a Radio Centro.   

Las empresas que participaron en la licitación —ya sin especulación o trascendidos— fueron: Cadena Tres 1, S.A. de C.V., de la familia Vázquez Aldir; Empresarios Industriales de México, S.A. de C.V., de Germán Larrea; Grupo Radio Centro S.A.B. de C.V., de la familia Aguirre Gómez; Concesionaria Comseg S.A. de C.V., de Ariel Picker; Consorcio Mac S.A. de C.V., de la familia Maccise; Centro de Información Nacional de Estudios Tepeyac, S.A. de C.V., de Mario Vázquez Raña; y Lauman Broadcast, S. de R. L. de C.V., de Manuel Arroyo.

De panzazo

Seis de las empresas participantes recibieron “opinión favorable en materia de competencia económica” para participar en la licitación; es decir, se consideró que su presencia en el mercado de la televisión abierta, en caso de ganar, no implicaría un riesgo para la “competencia y libre concurrencia”, pero en el caso de Empresarios Industriales de México, S.A. de C.V., dos comisionadas (María Elena Estavillo Flores y Adriana Labardini Inzunza) y un comisionado (Adolfo Cuevas Teja) votaron en contra de dar opinión favorable a esta empresa por el hecho de que su presidente, Germán Larrea, era accionista minoritario de Televisa, situación que lo inhabilitaba dado que las bases de la licitación prohibían la participación de aspirantes con vínculos de tipo “comercial, organizativo, económico o jurídico con empresas que (…) acumulen concesiones para prestar servicios de radiodifusión de 12 MHz de espectro radioeléctrico…”, caso de Televisa (el debate puede verse en las páginas 12 a 26 de la página web citada más arriba).

Los otros cuatros comisionados (Gabriel Contreras, Ernesto Estrada González, Luis Fernando Borjón y Mario Germán Fromow Rangel) votaron a favor de que la empresa de Germán Larrea recibiera “opinión favorable” y entrara a la licitación. Larrea libró de panzazo el primer filtro; más tarde decidió abandonar la contienda.

El octavo pasajero

Donde sí se pusieron de acuerdo los siete comisionados fue en no otorgar “opinión favorable” a la solicitud hecha por una persona física ligada a Radio Centro. Esa persona —el “octavo pasajero”— fue identificado por los comisionados en el debate como un alto directivo y accionista de Radio Centro inscrito a título individual.  

El Ifetel decidió no permitirle la participación por considerar que si Radio Centro tenía dos candidatos éstos podrían “cooperar, colaborar, discutir o intercambiar entre sí, cualquier información relacionada con sus ofertas de cobertura y ofertas económicas o bien sus estrategias en la licitación”. Por lo tanto “al determinar que los dos solicitantes forman parte del mismo grupo de interés económico, se prevé que van a tener este intercambio de información o pueden tenerlo…; si el grupo de interés económico, solicita participar en la licitación, a través de Grupo Radio Centro, no podrá participar a través de la otra persona que solicitó (…) opinión, en materia de competencia económica…”. 

¿Nueva sanción?

El octavo pasajero, ligado a Radio Centro, fue eliminado de la licitación, pero la empresa de la familia Aguirre, a pesar de todo, ganó una de las dos cadenas. El resto de la historia ya se conoce: Grupo Radio Centro no pagó los 3 mil 58 millones de pesos que ofreció y se le obligó a cubrir la penalización de 415 millones de pesos por “falta de seriedad”. Probablemente reciba otra sanción: no permitirle concursar, solo o asociado, en una nueva licitación, si la hubiera, por la cadena que no pudo pagar.