Cambio de frecuencia

Canal 11 después del diálogo público

En la respuesta que la Secretaría de Gobernación, “a nombre de la SEP”, dio el martes a los jóvenes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) se acepta la demanda de entablar con el gobierno un diálogo público transmitido por el Canal 11. 

Acontecimiento histórico

Si los estudiantes aceptan la respuesta del gobierno y se realiza el diálogo público televisado, estaremos ante un hecho histórico, inédito en México. 

Pero más allá de lo significativo que sería ese diálogo, tanto los politécnicos como el gobierno federal tendrán que plantearse cuál sería el futuro de esa emisora si, como podría ocurrir, el IPN es “refundado”, demanda que va tomando fuerza entre los integrantes de esa comunidad, y deja de ser “la institución educativa del Estado, creada para consolidar (y) alcanzar el progreso social de la Nación, de acuerdo con los Objetivos Históricos de la Revolución Mexicana”, como indica el artículo 1 de su ley orgánica, para convertirse en una institución autónoma de educación superior.

¿Canal autónomo?

Si el IPN logra ser autónomo, muchas cosas tendrían que cambiar en el Canal 11. La primera es que deberá ser la propia institución educativa quien maneje la emisora, no el gobierno, como ocurre ahora, quien la controla a través de la SEP. Según el artículo 32 de la actual Ley Orgánica del IPN, “el director de la estación de televisión del IPN (es) designado por el secretario de Educación Pública, a propuesta del director general del instituto…”.

¿Renunciaría el gobierno a continuar ejerciendo control sobre el 11? ¿A diferencia de Felipe Calderón, que intentó hacer del 11 el canal “ancla” de la televisión gubernamental, Peña Nieto le asignará esa función a la cadena que, encabezada por el Canal 30 del DF, operará el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR) y dejará que el 11 sea manejado por un IPN autónomo? Podría ser.

Favorito de Calderón 

Durante el gobierno de Felipe Calderón, el Canal 11 fue privilegiado con recursos como nunca antes en su historia. En la celebración del 50 aniversario de la emisora, el 27 de marzo de 2009, Calderón, queriendo ser chistoso, “instruyó a su gabinete” para que la cobertura del 11 fuera ampliada: “Voy a aprovechar que están aquí algunos de mis colaboradores, el secretario de Gobernación, que es el dueño de las señales, ah no, el de Comunicaciones y Transportes, ya no sé cuál, pero alguno de los dos o la Secretaría de Educación Pública; les voy a pedir, les voy a instruir que se pongan de acuerdo y a ver a qué piedra se suben, pero que, ojalá, Canal 11 pueda verse en todo el territorio nacional con una señal abierta”.

Un año después, en julio de 2010, Calderón anunció un aumento de la cobertura del 11 para llegar al 42 por ciento del territorio nacional, y dijo: “El Canal 11 de televisión no solo es del IPN, es de México: una televisión del Estado”; sin embargo, la ampliación de la cobertura fue “prestada”, pues no se hizo mediante la asignación de frecuencias al IPN, sino que el desaparecido OPMA (Organismo Promotor de Medios Audiovisuales, creado por Calderón y hoy sustituido por el SPR) se las proporcionó mediante un convenio. Ahora, esas frecuencias podrían integrarse al nuevo SPR. 

Atención politécnicos

En 2012 y 2013, el Canal 11 tuvo los mayores subsidios de su historia: 637.7 millones en el primer año y 643 en el segundo (aunque en este año ya estaba en funciones Peña Nieto, el Presupuesto de Egresos de la Federación todavía lo hizo el régimen calderonista). Un dato quizá más importante es que en 2012, último año de Calderón, se inició la instalación de 35 nuevas repetidoras del Canal 11, obra que deberá estar lista en 2018. El monto del proyecto es de 924.3 millones de pesos, de los cuales ya se ejercieron 352.1 millones. En 2015 se ejercerán 152.6 millones más.

Los politécnicos deberán estar atentos para que la actual administración, en el caso de que consigan la autonomía del IPN, no pretenda pasar esas frecuencias al SPR y se las quite al Canal 11.

Elegido de Peña Nieto

Y es que el gobierno de Peña Nieto parece tener más interés en el SPR que en el Canal 11. Para 2014 y 2015, el subsidio del Canal 11 disminuyó casi 30 millones de pesos; de 637.7 millones en 2013 bajó a 611.9 millones en 2014 (la misma cifra se asignó para 2015).

En contraste, el presupuesto para el SPR, que Calderón dejó en 98.2 millones de pesos, fue subido por Peña Nieto a 161.6 millones en 2014 (misma cantidad que se asignó para 2015). Adicionalmente, el gobierno de Peña asignó al SPR (antes OPMA), para el bienio 2014-2015, mil 96 millones de pesos, adicionales al subsidio, para “ampliación de cobertura”: 856.1 millones en 2014 y 240.5 para 2015.

¿La autonomía del IPN dejaría como saldo en televisión un Canal 11 debilitado en favor de un SPR fortalecido?