Cambio de frecuencia

Aristegui, Laura y el derecho de réplica

Más allá del escándalo suscitado en torno al enfrentamiento verbal entre Carmen Aristegui y Laura Bozzo, hay un asunto que esa confrontación coloca en la agenda de temas a incluir en la próxima Ley de Radiodifusión y Telecomunicaciones que el Congreso de la Unión deberá expedir antes del 12 de diciembre: el derecho de réplica.

En el caso de los medios electrónicos el derecho de réplica está previsto en el artículo 38 del Reglamento de la Ley Federal de Radio y Televisión; sin embargo su ejercicio es sumamente difícil, inclusive para una persona con cierto poder como Laura Bozzo. Actualmente el ejercicio de este derecho por parte de una persona que considere haber sufrido ofensa o injuria en una emisora de radio o tv está prácticamente supeditado al arbitrio del medio.

DERECHO DE PAPEL

Cito el mencionado artículo:“Toda persona, física o moral, podrá ejercitar el derecho de réplica cuando un material que sea difundido en cualquier programa de una estación de radio o televisión no cite la fuente de la cual extrajo la información y considere que los hechos que la aluden son falsos e injuriosos.

“Para hacer valer este derecho, el interesado presentará, por escrito y dentro de las 48 horas siguientes a la transmisión, la solicitud de aclaración pertinente ante la estación de radio o televisión correspondiente, la cual evaluará su procedencia, a efecto de hacer la aclaración.

“En caso que la estación de radiodifusión estime que la aclaración solicitada es improcedente, el interesado tendrá a salvo sus derechos para recurrir a las vías jurisdiccionales correspondientes.

“De obtener el interesado resolución firme y favorable de la autoridad jurisdiccional, el concesionario o permisionario de radio o televisión transmitirá la aclaración correspondiente en los términos de la resolución.

“El derecho de réplica podrá ser ejercido por el perjudicado aludido y, a falta de éste, por sus parientes en línea ascendente o descendente en primer grado.

“En caso de que la estación de radiodifusión cite la fuente de la cual extrajo la información, y ésta haga la aclaración correspondiente, el aludido podrá ejercitar ante el concesionario o permisionario de radio o televisión el derecho consagrado en este artículo”.

INTRÍNGULIS LEGAL

Laura Bozzo, reveló Carmen Aristegui el lunes de esta semana, envió a MVS “un papelito como de escuela” donde solicitó derecho de réplica. Lo hizo llegar, según Aristegui, el “fin de semana”, aunque no precisó si fue el sábado 28 o el domingo 29 de septiembre. Laura se quejó de “alusiones realizadas los días 25 y 26 de septiembre”, por lo que deberá determinarse si lo envió dentro de las 48 horas marcadas por el reglamento. Si hubiera ocurrido fuera de ese lapso, MVS podría negar la réplica. Pero supongamos que se porta buena onda y da entrada al documento. Entonces tendrá que “evaluar su procedencia”, es decir, determinar si en verdad fue Laura quien lo mandó. En caso de que sea auténtico la propia MVS decidirá si el reclamo es “procedente o improcedente”.

Si considera que es improcedente, pero Laura insiste en ejercer su derecho, la conductora de Televisa deberá entablar un juicio legal cuya resolución podría tardar meses. En caso de que el fallo “de la autoridad jurisdiccional” favoreciera a Bozzo, MVS estaría obligada a “transmitir la aclaración correspondiente”. Si no fuera así quedaría eximida de transmitir la réplica.

DERECHO VISIBLE

Laura en América tiene también el recurso de dirigirse al ombudsman de MVS —por cierto única emisora comercial en México donde funciona esa figura—, para solicitar el derecho de réplica. El ombudsman emitiría una “recomendación” que podría ser en el sentido de otorgar la réplica, pero “al no ser vinculante” esa opinión, MVS conservaría la facultad de concederla o no.

¿Mantendrá Laura Bozzo su dedo en el renglón hasta lograr el otorgamiento de ese derecho por parte de MVS o esta empresa se lo concederá en un acto de “convicción democrática” o de conveniencia política? ¿Estamos ante otro capítulo de la lucha Televisa-MVS?

Veremos cómo termina este affaire cuyo único beneficio para la sociedad sería darle “visibilidad” a un derecho fundamental no digamos para Laura Bozzo, que tiene cámara y micrófono en el Canal 2, medio de enorme cobertura —mucho mayor a la de MVS—, sino para ciudadanos que no tienen acceso a medios en los cuales defenderse cuando son objeto de calumnias o injurias en radio y televisión.

LEY “CONVERGENTE”

El tema, insisto, deberá estar incluido en el nuevo instrumento que aglutinará en una sola ley las disposiciones relativas a radiodifusión y telecomunicaciones. La pregunta es si los legisladores tendrán voluntad política y convicción democrática para introducir en ese nuevo instrumento disposiciones precisas que permitan el ejercicio cabal de un derecho que hoy enfrenta muchos obstáculos.