Fronteras de la ciencia

¿Quién no hizo la tarea?

Hay acciones de sociedades o gobiernos que a veces muchos de nosotros no acabamos de entender por qué hacen tal cosa o actúan de tal manera, pero sin duda en cada descontento social de cualquier país seguro hay un acto de corrupción de gobierno que en su momento realizó y que con el paso del tiempo se vuelve un cáncer, con peligro de crearse una inestabilidad de gobierno.

Por alguna razón hay un gran malestar de la sociedad en general en el país. Vemos por ejemplo, marchar por las calles de la Ciudad de México y en varios estados de la República Mexicana a miles de maestros pobres exigiendo justicia y ser escuchados. Hoy las autoridad los llaman disidentes, flojos, burros, borregos de deshonestos líderes sindicales, vamos de lo peor. Nadie quiere a unos profesores bloqueando calles, ¿pero quién creó al sindicato más grande del mundo? Pues los gobiernos anteriores emanados del Partido Revolucionario Institucional y que después continuó con este contubernio los gobiernos panistas.

Varios secretarios de Educación Pública anteriores a Aurelio Nuño nunca supieron cuántos maestros había en las nóminas de la SEP, varios de ellos tenían más de una plaza, otros muchos eran aviadores, eran usados para aplaudir a los gobernantes y llenar plazas, las prebendas que les eran otorgadas a través de sus dos sindicatos eran realmente sorprendentes. Y sus líderes corruptos, con aviones propios, casas en las mejores zonas del país y del extranjero incluso, y quizás un partido político nació de este gremio ¿y? nada.

Vemos a miles de estudiantes de la Universidad Veracruzana, encabezados por su rectora Sara Ladrón de Guevara, exigiendo al gobernador Javier Duarte que les entregue alrededor de dos mil millones de pesos que les adeuda su administración, por subsidios federales y estatales que debió aportar a la institución académica entre 2014 y 2015. Y el gobierno federal calla.

Vemos levantar la voz a estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, descontentos con sus autoridades académicas, tratados como menores de edad. Incluso acusándolos de estar manipulados por un político mesiánico, cuando realmente es la autoridad que no ha hecho su tarea. Los mexicanos bien nacidos sabemos que quienes salen egresados de esta gran casa de estudios salen muy bien preparados. Y me pregunto ahora ¿quién no hizo la tarea?

ferfuentesmty@hotmail.com