Fronteras de la ciencia

Impacto del estrés crónico en la salud (Parte II)

"En relación al cáncer, la noerepinefrina y la epinefrina al unirse a los receptores beta adrenérgicos ubicados en la membrana plasmática de la célula tumoral, genera una respuesta bioquímica que termina en la transcripción de genes relacionados a metástasis, angiogénesis, inhibición de la respuesta inflamatoria antitumoral y activación de la respuesta protumoral, así como la inhibición de la Anoikis (tipo de muerte celular programada inducida por la pérdida de anclaje de la célula a la matriz extracelular", explicó Cindy R. Bandala, doctora en Investigación en Medicina de la Escuela Superior de Medicina del IPN.

"En estudios recientes, se ha demostrado que el estrés crónico se ha relacionado a osteoporosis/osteopenia, ya que la respuesta endógena de catecolaminas, actúa a nivel de los osteoclastos (células óseas multinucleadas, móviles, que degradan, reabsorben y remodelan huesos). En un estudio, encontramos que las mujeres con cáncer de mama que no tomaban betabloquedores B1 y B2 (inhibidor de los ligandos de la epinefrina/norepinefrina) tenían 24 veces más riesgo de desarrollar osteoporosis/osteopenia que las mujeres con patología oncológica que tomaban estos fármacos".

En entrevista, Cindy R. Bandala precisó que "respecto a la Hipertensión Arterial Sistémica, se han realizado diversos estudios que demuestran que la depresión, estrés y ansiedad, son factores de riesgo para padecer esta enfermedad, sobre todo en jóvenes que se encuentran laboralmente activos. La obesidad/sobrepeso, también se ha relacionado a estados de ansiedad y estrés, ya que se ha demostrado que las personas sometidas a estrés crónico, tienden a disminuir las señales anorexigénicas; sin embargo, poco se ha estudiado respecto a los niveles de catecolaminas y el incremento de apetito. El estrés crónico se ha vinculado a envejecimiento, debido a que se ha relacionado al acortamiento prematuro de los telómeros".

"En la actualidad, existen evidencias moleculares del efecto adverso del estrés crónico para la salud, el 75 por ciento de las visitas al médico familiar están relacionadas con el estrés. Este es responsable de casi la mitad de la tasa de mortalidad en las personas menores de 65 años; sin embargo, los investigadores en nuestro país que estudiamos sus efectos en la salud somos pocos. Por lo tanto, es necesario tomar acciones para su control como llevar una alimentación más saludable (la dieta mediterránea es preventiva), reducir la exposición a la contaminación atmosférica, tomar terapia cognitivo conductual, realizar actividad física de manera regular (...) y afrontar los problemas cotidianos como retos, no como amenazas. La mente, así como los músculos y órganos, necesita descansar, para conservar la salud e incrementar la calidad de vida y longevidad, finalizó Cindy R. Bandala.

Conocer a los demás es sabiduría; conocerse a sí mismo es iluminación. Vencer a los demás es tener fuerza; vencerse a sí mismo es ser poderoso. No alejarse de su sitio es durabilidad; morir sin perecer es longevidad. Capítulo XXXIII del Tao Te King.

*Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio México de Periodismo 2013. Director de la revista Medicina Científica.
ferfuentesmty@hotmail.com