Fronteras de la ciencia

El hombre del tanque y la puerta de la paz celestial

Parado en medio de la Plaza Tiananmen de Beijing, la más grande y más vigilada del mundo, fue construida en 1949 como símbolo de la nueva China, observé a mi alrededor a cientos de ciudadanos chinos y turistas alegres recorrer este lugar emblemático, enorme, fantástico, bello, emocionante; sabía que me encontraba en un lugar enigmático, "pude llegar hasta aquí" me dije a mí mismo. Sin embargo, también sabía que en esta parte del mundo un 3 de junio de 1989 fueron masacrados y heridos cientos de estudiantes, intelectuales, trabajadores y población civil en general, por parte de la milicia China. Actualmente el número de muertos y heridos sigue siendo un secreto de Estado. Las discrepancias por el número de bajas de manifestantes y soldados es muy grande, hay quienes afirman que murieron 36 estudiantes y otrOs hasta 3 mil.

La eliminación de la protesta se vio simbolizada en los medios de comunicación occidentales en aquella época por un video y una fotografía de un manifestante solitario de pie frente a una columna de tanques, deteniendo su avance y esta fila de tanques intentando esquivar a esta persona. El hombre continuó de pie desafiante frente a los tanques durante varios minutos, hasta que logro que se parara la marcha de estos fierros de la muerta, esta humilde persona, subió al tanque y decir algunas palabras intentando ser escuchado. Bajo y nuevamente se puso al frente de esta fila interminable de fierros, hasta que llegaron compañeros suyos y se lo llevaron, a esta incógnita persona, cuyas estas imágenes dieron vuelta al mundo, como un mensaje de paz al uso de la fuerza contra las ideas.

Esta figura solitaria la eligió la revista "Time" como una de las 100 personas más influyentes del siglo XX. Poco después del incidente, el diario británico "Sunday Express" le identificó como Wang Weillin, un estudiante de 19 años de edad. Sin embargo la veracidad de la identidad de esta persona nunca se confirmó.

A 27 años de estos lamentables sucesos en China el tema es increíblemente todavía un tabú y cualquier tipo de conmemoración, pública o privada, está prohibida en este país a pesar de contar con una enorme cultura milenaria.

Un año más de un histórico acontecimiento invisible en la prensa China….

ferfuentesmty@hotmail.com