Fronteras de la ciencia

La guerra de Calderón ¿un enigma?

¿Por qué fracaso la guerra contra la delincuencia organizada de Felipe Calderón?  Se gastó bastante dinero, luego entonces ¿el equipo y personal no fueron efectivos? Salvo honrosas excepciones, como la operación puesta en práctica en la ciudad de Tijuana que se logró meter orden y pacificar la zona, en esta operación exitosa, no se requirió compra millonaria de tecnología de seguridad, bastó con la dedicación y esfuerzo de un grupo de elite del Ejército Mexicano, que inclusive fue reconocida por la sociedad tijuanense y por los vecinos del Norte.

En la lista de múltiples fracasos de la llamada “guerra de Calderón”, encontramos las compras ahora conocidas de miles de millones de pesos en equipos de seguridad que resultaron inservibles y que costaron cuanto menos  60 mil vidas de las cuales el 80% son las llamadas colaterales, que son las personas que tuvieron la desgracia de ir pasando ahí y perder la vida en el fuego cruzado entre el crimen y la corrupción.

Un ejemplo, resulta que por el año 2009, el entonces el Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación, Manuel Rodríguez Arregui, signa con la ciudadana española Marlen Calvo Serrano representante de la empresa CRYPTO, dos contratos de clasificación reservada de un monto cercano a los 100 millones de pesos, para la adquisición de equipos que permiten la transferencia de datos y comunicación segura, todo bien hasta ahí, lo que después se sabe, es que esta ciudadana española invitaba a viajes en primera clase a Suiza a los funcionarios que manejaban las claves o códigos secretos de estos equipos, los funcionarios que incurrieron en estas prácticas fueron pasados al polígrafo y cesados de sus cargos, la española que “atendía” a estos funcionarios fue despedida de la empresa CRYPTO junto con su jefe el italiano Paulo Fanuli, ahora esposos.

Esta pareja de extranjeros siguen promoviendo estas soluciones tecnológicas en gobiernos latinoamericanos, al puro estilo “All Inclusive”, bonita novela que le costó al país 100 millones de pesos.

Porqué no seguir el ejemplo de Tijuana en Michoacán y Tamaulipas, recordando que la única manera de erradicar a los poderosos criminales, es con hombres capaces y leales a la patria, me refiero al Ejército Mexicano y a la Marina Armada de México.

ferfuentesmty@hotmail.com