Fronteras de la ciencia

En puerta, el Centro de Estudios del Envejecimiento

El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) pondrá en marcha el Centro de Estudios del Envejecimiento en la Ciudad de México, cuya construcción iniciaría este año. El proyecto será financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Secretaría de Ciencia y Tecnología (Seciti) de la capital del país.

De acuerdo con Gabriel López, secretario académico del Cinvestav, se espera que para 2019, tenga el equipamiento de punta para hacer todo tipo de investigaciones sobre el envejecimiento y las enfermedades asociadas a esta condición. "El propósito es llevar a cabo investigaciones multidisciplinarias y formar nuevos investigadores que se dediquen a realizar estudios sobre envejecimiento".

Agregó que ya se conjunta al grupo de investigadores del Cinvestav que realizan estudios relacionados con el cerebro y enfermedades crónico-degenerativas y se espera que, una vez en funcionamiento, se componga por 25 especialistas dedicados exclusivamente al área.

Entre los temas que investigarán, refirió, se encuentran aspectos multidisciplinarios de la biología del envejecimiento, el desarrollo de ciencia traslacional -llevar los resultados de esas investigaciones a sus diversas aplicaciones-, así como envejecimiento y sociedad, donde se lleven a cabo estudios de demografía genética de poblaciones y de desarrollo de políticas públicas encaminadas a la atención a este gran sector de la población.

El proyecto, encabezado por José Luna Muñoz, titular del Banco Nacional de Cerebros, adscrito al Cinvestav, permite conocer la fisiología y funcionamiento del cerebro, así como comprender el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

IPN forma recursos especializados en nuevas tecnologías

Es necesaria la formación de recursos humanos de alto nivel que puedan participar en la Cuarta Revolución Industrial, que consiste en la confluencia de una serie de tecnologías con gran potencial económico, afirmó Juan Humberto Sossa Azuela, coordinador de la Red de Expertos en Robótica y Mecatrónica, del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

A 98 años de darse a conocer la palabra Robot, a través de la obra teatral R.U.R. (Rossum's Universal Robots) de Karel Capek, las máquinas han logrado asombrosos desarrollos en diversas áreas y en ambientes inciertos, pero no son capaces de explicar sus motivaciones. "La intención, las emociones, las expectativas son funciones atribuibles únicamente al ser humano", enfatizó el especialista en redes neuronales.

Lejos de la ciencia ficción, los robots se encuentran presentes en el futuro cercano, se trata de cobots o máquinas colaborativas que realizan una función específica e interactúan con los humanos ayudando a desarrollar eficientemente diversas tareas como el manejo de materiales, empaquetado de productos, elaboración de comida o en la construcción de edificios, entre muchos otros.

*Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio México de Periodismo 2013. Premio Nacional de Locución 2017. Director de la revista Medicina Científica.
ferfuentesmty@hotmail.com