Fronteras de la ciencia

Lección no aprendida del PRI (I)

Recuperar la presidencia de la República Mexicana para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no fue nada fácil. Un 2 de julio del 2000 los mexicanos le dieron la espalda por primera vez a un partido que había gobernado por más de 70 años al país, y que a consideración de muchos compatriotas de aquella época, este partido político ya era un mal para México.

Los resultados electorales de aquella fecha: votaron en las urnas 37 millones 601 mil votantes, de los cuales el 69.71 % votó en contra del PRI. Erigiéndose como presidente Vicente Fox Quezada, candidato del Partido Acción Nacional (PAN), ganó la presidencia con el 42.52 % de los votantes. Y atrás, en segundo lugar, Francisco Labastida del PRI con un 36.11 %, quedando en tercero, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano del PRD, con 16.64 %.

Vicente Fox tuvo la oportunidad de oro de cambiar el rumbo del país y no pudo hacerlo, o no supo hacerlo o quizás no quiso hacerlo. Terminó con un gobierno muy desprestigiado, cogobernando el país con su pareja sentimental.

Todavía más, llegaron las elecciones presidenciales del 2006: el PRI continúo su caída vertiginosa para pasar a la tercera fuerza electoral del país. Votaron en total 41 millones 791 322 personas, de los cuales el 74.89 % votaron en contra del PRI. Felipe Calderón Hinojosa logró el 35.89 % de la votación. La coalición PRD, PT y Convergencia alcanzó el 35.33 % y el PRI - PVEM: 22.26 %. La disputa fue muy cerrada entre el PAN y el PRD, lo que originó la famosa frase de la izquierda mexicana: voto por voto, casilla por casilla.

Finalmente y con muchos problemas poselectorales apenas pudo entrar Felipe Calderón a la Cámara de Diputados para protestar como presidente de México. Para afianzar su silla presidencial se acercó a las fuerzas armadas de México e inició una lucha sangrienta con el narcotráfico, lo que elevó la violencia a niveles nunca antes vistos por la sociedad mexicana.

Vinieron las elecciones presidenciales del 2012. Votaron 50 millones 323,153 electores. De los cuales el 38.21 % fue para Enrique Peña Nieto, candidato del PRI y del PVED. El 31.59 % de votos fueron para López Obrador (que participaba por segunda ocasión consecutiva) y el 25.41 % para Josefina Vázquez Mota del PAN. Votaron en contra del PRI: el 59.29 % del electorado.

Después de 12 años de estar fuera del poder presidencial, en un emotivo mensaje del 2 de julio de 2012, el entonces candidato electo del PRI, Enrique Peña, dijo a los suyos:

"Los mexicanos le han dado a su partido una segunda oportunidad. La vamos a honrar".

ferfuentesmty@hotmail.com