Fronteras de la ciencia

Globalización del mercado libre

Las crisis económicas y la caída de los precios del petróleo en el mundo, entre otros problemas, estimulan a los gobiernos a la búsqueda de nuevas relaciones comerciales y económicas con diferentes regiones del mercado internacional. Nuevos mercados abren grandes perspectivas para impulsar la economía. Si miramos en la región de Europa, Rusia es una de las alternativas de desarrollo de los nuevos y futuros vínculos.

Rusia se ha consolidado como un socio viable para los estados de la región latinoamericana. La economía rusa se desarrolla económica y comercialmente no sólo en el marco de la región de Eurasia, y más allá. La unión aduanera creada por Rusia, genera las relaciones de beneficios mutuos y sostenibles en esferas comerciales  y económicas.

Durante la historia de las relaciones económico-comerciales de los países de América Latina con los países occidentales, los últimos han demostrado ser poco fiables socios. Por su parte, los Estados Unidos, utilizaron sus relaciones económicas para la manipulación de políticos y élites de negocio de los países de América Latina. De los últimos acontecimientos alrededor  de Ucrania ha demostrado que E.U., comenzaron a utilizar estos métodos de la política en Europa.

Sobre las condiciones de la prohibición de Rusia a la importación de varios productos como la carne, leche, frutas y verduras de la Unión Europea, Estados Unidos, Australia, Canadá y Noruega por un periodo de un año, se presenta una situación en la cual los países de América Latina, pueden aprovecha tal circunstancia para incrementar sus negocios volteando al mercado ruso, como una posibilidad netamente comercial.

Los mercados de América Latina, siempre crecen y tienen un enorme potencial. Para su aumento es necesario tener grandes socios, para el desarrollo de la economía de los países de AL se requiere de una mayor integración en las diferentes organizaciones interestatales, por ejemplo los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Esta práctica de relaciones, indica que los estados de América Latina que prefieren abandonar una estrecha cooperación con Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional, viven mejor y son más libres, tanto en lo económico como desde el punto de vista político.

La heterogeneidad política, económica, social y cultural de América Latina se ha acentuado, la globalización le ha permitido un crecimiento, ya que ha impulsado políticas destinadas al desarrollo y exige políticas sociales que disminuya la diferencia entre pobres y ricos.

Premio Nacional de Periodismo 2008. Premio México de Periodismo 2014.

ferfuentesmty@hotamil.com