Fronteras de la ciencia

Por una CNDH autónoma

De 39 personas que presentaron su registro la semana pasada para ocupar la presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Comisión del Senado, redujo la lista a 21 candidatos considerados con reales posibilidades y experiencia, de los cuales se hará una nueva auscultación, para llegar finalmente a una terna y decidir quién de ellos tres ocupara tan importante cargo, y aquí es donde viene mi reflexión.

Sin bien es cierto que nuestro país cuenta con una importante institución en derechos humanos, con un presupuesto muy importante en comparación con otros países del mundo, también es cierto que la CNDH ha caído por desgracia a un verdadero aparato burocrático, se ha convertido en una secretaria más del gobierno federal, que en un organismo autónomo, cercano a la gente, por lo que este organismo desgraciadamente ha perdido credibilidad y confiabilidad, sobre todo por parte de las víctimas que han requerido de su apoyo.

Por ejemplo, su actual presidente, Raúl Plascencia Villanueva, no vio ni se acercó a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa. El presidente Municipal, el perredista José Luis Abarca Velázquez, se encuentra prófugo junto con su esposa, señalados ahora como autores intelectuales y asociados con la delincuencia organizada. Ángel Aguirre Rivero, gobernado de Guerrero, tuvo que renunciar.

Los familiares de los agredidos tuvieron que acudir en una marcha a la ciudad de México, para solicitar el apoyo del gobierno federal, de los estudiantes, de la sociedad en general y tocar a las puertas de CNDH para que fueran atendidas sus demandas, en lugar que dicha institución los hubiera buscado y se hubiera pronunciado por el esclarecimiento de los hechos y proporcionado el apoyo a los familiares en desgracia, nada, y a pesar de ello Raúl Plascencia quiere conservar el hueso.

México requiere un ombudsman, cercano a la población, una comisión verdaderamente autónoma,  con experiencia y capacidad, y aquí veo en la lista de los  que podrían lograr dicho objetivo, a Luis Raúl González Pérez, abogado general de la UNAM; Luis Raúl González Plascencia, ex presidente de la Chhdf; Miriam Cárdenas Cantú, diputada federal con licencia y Alfredo Rojas Díaz Duran, propuesto por importantes organismos sociales.

ferfuentesmty@hotmail.com