Fronteras de la ciencia

Apretado escenario electoral en Nuevo León / Primera Parte

A menos de un mes de las elecciones en Nuevo León, los candidatos que buscan gobernar el estado, se encuentran en un momento de definición tanto en sus estrategias de campaña como de impacto ante la opinión pública, los ciudadanos regios empiezan a expresar sus opiniones de los aspirantes, las encuestas aportan lo suyo unas serias otras no, los equipos de campaña juegan también un papel primordial, pero sin duda los partidos políticos que acompañan y arropan a sus candidatos se encuentran preocupados por el desarrollo electoral, por varias razones, entre ellas por el desprestigio y cuestionamiento de los políticos y actuales gobernantes del estado por la sociedad, por lo que me parece que se vive un candente momento político en NL, pues hasta políticos de otros estados y del Distrito Federal han venido apoyar a sus compañeros de partido, ¿pero cómo van los candidatos?¿quiénes son los punteros? ¿Cómo los ha recibido la gente neolonesa? la situación no es sencilla es complejo explicarlo en una columna, pero vamos a tratar de dar nuestra opinión al respecto, lo más objetivo posible.

Para empezar, las preferencias electorales de los habitantes en general del estado de NL, no son favorables para PRI, pues según encuestas y el ánimo en general observado en la población, más del 65% de los electores no votaría por el PRI en este momento. Hay muchas causas de este enojo generalizado, la crisis, el desempleo y la violencia que se genero o acentuó dramáticamente en los primeros tres años del actual gobierno estatal encabezado por el PRI, y de su capital gobernado por el PAN, que estremeció a la población neolonesa y en particular a la capital del estado la ciudad de Monterrey, la joya del norte del país y ejemplo de auge de importantes empresas regiomontanas, a nivel nacional e internacional.

El mundo se les vino encima a los neoloneses con la violencia, con altísimos números de secuestros, robo de autos más que en el Distrito Federal y demás actas de delincuencia organizada.

Fue tal el grado de incertidumbre que muchas personas de todos los extractos sociales, se cree que más el pudiente abandonaron NL.

El triunfo de Enrique Peña Nieto en el 2012, calmó las aguas en Nuevo León y el ambiente de violencia bajó, gracias también a que su gobernador y la alcaldesa se coordinaron con el gobierno federal para hacer un frente al hampa, la Marina Nacional y la Policía Federal, logrando bajar los índices de violencia en esta región.

Premio Nacional de Periodismo 2008. Premio Nacional de Periodismo 2013.

ferfuentesmty@hotmail.com