.30-30

Un zoológico humano

El amor por otras especies es el punto de partida del filme The Zookeeper’s Wife (La esposa del guarda del zoológico, 2017), dirigida por la directora Niki Caro (Mulán y McFarland, USA, entre otras) y protagonizada por Jessica Chastain. La cinta está basada en el libro del mismo título de Diane Ackerman, el cual recupera el diario inédito de Antonina Zabinska. Antonina y su esposo, Jan Zabinski, manejaban un zoológico en Varsovia, Polonia, desde 1929. Diez años después los Nazis invadirían el país y el zoológico se quedaría sin animales.

El filme inicia un poco antes de la ocupación alemana. Presenciamos la manera en que aquel oasis, una especia de arca de Noé, pasa a la devastación que dejan las bombas aéreas. Los animales corren, asustados (a la par de los pobladores). Muchos mueren por las armas enemigas; los demás se refugian en la ciudad. La escena es triste, onírica y escalofriante. Queda expuesta la masacre tanto animal como humana.  

La plasticidad de esta secuencia hace referencia a los videos de abuso animal que son difundidos por organizaciones internacionales (la Humane Society International, por ejemplo). El filme se vuelve un comentario del ecocidio del presente. El avance industrial, como la guerra, devastan la vida, y no sólo es por una inercia incontrolable, sino por la crueldad de algunos. Este es el punto de inicio de la cinta. Luego vendrá la reclusión de los judíos en el gueto; el resto de la historia ya lo conocemos. 

Los esposos se enfrentan a una situación nunca imaginada: la persecución y, luego, el asesinato de sus amigos y colegas. La cinta acierta en mostrar escenas de socialización durante los días de paz, cuando “todos eran iguales”. El espectador experimenta ese cambio abrupto. De un momento a otro, un sector con quien se convivía en la cotidianidad ha pasado a otra dimensión y no hay nada que se pueda hacer por ellos. Pero los esposos lo hacen; en el zoológico, llegan a esconder a cerca de 300 judíos.

De esta manera The Zookeeper’s Wife, como la mayoría de los filmes sobre el holocausto, nos recuerda el valor de la vida humana y nos advierte de la facilidad con que este valor puede alterarse.

El filme es visionario, multidimensional. Narra eventos del pasado, pero su mensaje es para nosotros en la actualidad.

Materializa el concepto de que nos contamos lo que sucedió para construir adecuadamente el futuro. Nos traza un camino en el que debemos respetar cualquier forma de vida, y nos dice que el que ama a los animales debe amar a todos los seres humanos, y viceversa. Por fortuna, conozco a muchas personas que piensan y sienten así. 


Twitter@fernofabio