.30-30

El riesgo del amor y la patria

El físico teórico Stephen Hawking mencionó en su columna del diario The Guardian el pasado 1 de diciembre que este es el momento más peligroso para nuestro planeta. Abramos un breve paréntesis, no obstante, en la conciencia de este momento y dediquémonos a reflexionar en lo que significa nuestra existencia en esta dirección terrestre. Pensemos —si se me permite proponer— en el filme Allied (2016), dirigido por Robert Zemeckis y protagonizado por Marion Cotillard y Bratt Pitt.

Allied nos hace el favor de traer al presente el mundo perdido de Casablanca (1942) de Michael Curtiz, cinta en la cual conocemos a la pareja mítica de Rick y Lisa, Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, y su amor —al final— imposible. Rick renuncia al amor de Lisa como una muestra de lealtad. Ella debe ser fiel a su patriota esposo. La historia ocurre en la ciudad de Casablanca, Marruecos, en 1941, durante la Segunda Guerra Mundial. Un año más tarde, en ese mundo imaginario de pasión, melancolía y espionaje, ocurre la acción de Allied.

Ambos filmes nos presentan el tema del amor y la patria. La película de Zemeckis, sin embargo, va más allá del filme de Curtiz. En Allied, Max y Marianne se hacen esposos luego de cumplir su misión en África. Es como si Rick y Lisa se hubieran ido en verdad juntos y conociéramos el “fueron para siempre felices”. Concluimos que el amor es la única patria y descubriremos los resultados de esa decisión. 

Al ver este filme, es recomendable disfrutar del paseo; admirar los ambientes de oscuridad y luz, las texturas de la seda y el lino, la simplicidad de las decoraciones. Admiremos la sutil relación entre los dos espías, quienes en su primer encuentro en un cabaret de Casablanca —sin haberse conocido antes— deben actuar como esposos enamorados. Intentemos conocer lo que está dentro de su alma. Veamos a los personajes elegir una vida juntos y disfrutar del obsequio de la fidelidad.

¿Habrá un precio que deberán pagar?

El amor puede ser un juego peligroso. Esa es la revelación de Allied, fiel a su estirpe cinematográfica. Sea como sea —íntima o mundialmente—, parece que no estamos exentos del peligro. ¿O es algo diferente? ¿Es en la representación del amor —o en su experiencia— donde encontramos el significado en cifra del peligro de existir? El hecho es que en este tipo de películas el amor aparece como el acto de los héroes, como una decisión en el filo de la historia misma y como el único significado concreto que puede llegar a alcanzarse. Ante el peligro de la realidad, su fantasmagoría o su opresión, el amor es el riesgo y no sólo la única patria. Sería —como quizá diría Hawking— el único universo. 


Twitter@fernofabio

Participa y gana un viaje a Marruecos con Milenio Recompensas y Aliados