.30-30

¿100 años para qué?

Una nota sobre Stephen Hawking escaló las redes sociales la semana pasada.

El astrofísico afirmó que la humanidad tiene 100 años para empezar a colonizar otro planeta si es que desea sobrevivir. En el planeta Tierra los peligros son muchos, comenta: cambio climático, guerra nuclear, impactos de asteroides, epidemias, sobrepoblación. 

Apenas el noviembre pasado el científico de 74 años de edad establecía un plazo de 1000 años. Pocos meses le bastaron para cambiar esta cifra, motivado en parte por el resurgimiento de políticas populistas en algunas naciones. Con el ascenso de Trump a la presidencia de los Estados Unidos, los científicos recorrieron el llamado “Reloj del juicio final” de 3 a 2.5 minutos para la media noche. 

La propuesta de Hawking surge para promocionar el documental “Expedition New Earth” (Expedición nueva Tierra), que transmitirá la BBC este verano. De esta manera, deberíamos ver la nota como una estrategia que busca crear altos ratings. 

No obstante, las palabras de Hawking son también una advertencia. Si los seres humanos somos una especie de contingencia en el planeta Tierra, corresponde a nosotros mismos cuidar de nuestra permanencia en el universo.

Tal como lo han dicho los científicos y los filósofos, el comportamiento del mundo físico no privilegia la continuación de la vida. La vida inteligente no disfruta de un estatus especial más que el que se da ella a sí misma.

Podríamos coincidir con Hawking en que debemos escapar de la extinción. Sin embargo, también creo que debemos preguntarnos, ¿para qué?, ¿quiénes sobrevivirán?, ¿cuál será el precio para los que no alcancen a irse? Por lo que hemos visto en las últimas décadas, creo que tenemos una respuesta a estas preguntas. 

No podemos negar que existe una lógica en nuestra vida cotidiana que impulsa la desigualdad, y que desgraciadamente nos encontramos atrapados en ella. Pero ésa es la misma fuerza que genera nuestro anunciado apocalipsis. Así que, para sobrevivir como seres humanos, sería necesario encontrar aquellos elementos sobre los cuales todavía tenemos un poco de control.

Se hallan en nuestra vida personal. Entre otras cosas, elije preservar, no vivas para otros y haz de tu vida un mundo, un universo. Sobrevive.


columna30-30.blogspot.mx