Sonido & Visión

Copa confederaciones (primera)

Un certamen forzado para algunos, meramente mercadológico para otros o una buena idea para consolidar una conclusión global a los diversos torneos regionales, según los menos. Que sea un negocio rentable no es problema, sino que se organice con este fin sin importar consecuencias como la saturación o el estado físico de los jugadores. Su continuidad está en duda por lo conglomerado del calendario y sobre todo por el interés que ha despertado a nivel mundial, por debajo de lo esperado incluso entre los países participantes.

PARTIDO INICIAL

En su papel de anfitrión que dejó preocupada a su afición tras su participación en la Eurocopa, Rusia enfrentó en su partido inaugural a la selección de Nueva Zelanda, representante de la OFC, en el luminoso campo del San Petersburgo Arena, estadio digno y a la altura estética de la ciudad a la que pertenece. El partido se desarrolló de acuerdo con el guion esperado: hosco y permanente dominio local sin demasiado lucimiento y lucha constante por parte de la visita, carente de claridad para el hilvanado fino o para inquietar al frente, más allá de alguna jugada a balón parado.

Sin embargo, el cuadro que habita uno de los rincones del mundo parecía dar muestras de confianza hasta que pasada la media hora recibió el primer gol cual especie de autoboicot en desafortunada jugada: además del tanto en contra, la moral pareció verse disminuida durante el resto de la primera parte y durante los primeros veinte minutos de la segunda. Apareció el estelar Smólov para combinarse con Samédov y conseguir el gol de la calma, no obstante que los neozelandeses siguieron buscando más allá de sus propias limitaciones técnicas.

EMPATAR EN EL DRAMA

El campeón de la confederación más poderosa del mundo se enfrentaba con el monarca de una de las regiones consideradas (discutiblemente) menos desarrolladas. Se supondría, entonces que la diferencia de entrada pudiera ser abismal pero como bien sabemos, entre Portugal y México no hay tanta distancia futbolística. Y el partido lo confirmó, no solo por el marcador sino por el funcionamiento. Más posesión de pelota para los de CONCACAF padeciendo la conocida dificultad para conquistar los territorios ocupados y más opciones de gol para los de la UEFA, en un partido por completo episódico.

Primero fueron los mexicanos quienes impusieron formas sin fondo y después los lusitanos que anotaron un gol bien anulado por los justicieros de los aires; volvieron a hacerlo para ahora sí cambiar el marcador en el tablero oficial vía Cuaresma, pronto modificado otra vez gracias al certero remate del Chicharito. La segunda parte se fue enturbiando poco a poco con mayor llegada de los portugueses hasta que cerca del final se fueron arriba con tanto atropellado de Cédric; cuando todo parecía sentenciado, en un máscara contra cabellera, Moreno remató un tiro de esquina para que el marcador reflejara en términos generales el desempeño de ambas selecciones. La nuestra sigue dando bandazos en su funcionamiento.

TRIUNFO SUFRIDO

Si uno se quedara con la imagen de los primeros diez minutos, supondría que los chilenos golearían a los cameruneses, campeones de CONMEBOL y la CAF respectivamente. Pero el tanto no cayó por una de esas extrañas artes que de pronto se apoderan del juego y los de verde empezaron a asentarse mejor en el campo y generaron peligro vía recuperación de pelotas en medio campo. Las oportunidades continuaron creándose por parte de La Roja pero entre el portero, la mira apenas desviada y el azar, se encargaron de mantener el marcador sin movimiento, no obstante que se modificó efímeramente por un tanto conseguido por Chile, anulado dudosamente desde las alturas.

La segunda parte resultó más viscosa, sin demasiada claridad a pesar de que el dominio en general lo mantenía el cuadro andino, con esporádicas escapadas de los centroafricanos. La situación estaba para que Alexis entrara al campo a pesar de no estar en plenitud: así fue y el impulso de su ingreso junto con la conexión que mantiene intacta con Vidal, produjeron el gol de la ventaja cuando más enredado parecía el trámite. Ya hacia el final, Vargas volvió a anotar pero esa vez, gracias a la revisión, se dio por bueno aunque la posición de Alexis al inicio de la jugada parecía adelantada, más que el tanto anulado. En fin.

LIGA DE LA JUSTICIA: LA REVISIÓN DESDE LO ALTO

El arbitraje está rebasado por el dinamismo de los partidos y las necedades de los futbolistas en querer engañar al silbante, por lo que es preferible buscar mayor justicia deportiva revisando situaciones clave, aunque se aparezca el temor de la ruptura de la continuidad del juego, ingrediente importante y distintivo del fútbol. Dos goles fueron anulados en la aplicación de este sistema: el anotado por el equipo portugués, que en efecto se deriva de un fuera de lugar, y el conseguido por Chile, en el que no es tan clara la posición adelantada, si bien se les validó otro que parecía originarse de un fuera de juego.

Aquí debiera considerarse el principio aplicado en la NFL acerca de la evidencia incontrovertible, que en este caso no resulta tal. Ojalá se aproveche esta revisión para que los jueces de línea eviten levantar la bandera casi por sistema, dejando que las jugadas dudosas sigan su curso y así impedir la anulación de goles válidos o interrumpir oportunidades manifiestas de gol. Era importante empezar a probar la inclusión de este tipo de revisiones para ir analizando, sobre la propia experiencia más allá de especulaciones, los resultados alcanzados.

cinematices.wordpress.com
Twitter: @cuecaz