Sonido & Visión

Champions 2017 (6): cierre de los cuartos de final

De los partidos de vuelta, uno alcanzó los tiempos complementarios, otro ciertos momentos de dramatismo inesperado y los dos restantes mantuvieron la tendencia observada en los resultados precedentes, ya vaticinando definiciones prematuras. Otra vez la ciudad de Madrid tiene el 50% de los aspirantes a llevarse la orejona y los cuatro equipos son de países latinos.

PROHIBIDO DARSE POR VENCIDO

Equipos de este calibre no pueden asumirse como derrotados antes del silbatazo final. No está ni en su ADN ni en su horizonte. El Real Madrid le dio la vuelta al marcador en su visita a tierras alemanas y ahora el BayernMunich estaba llamado a hacer lo propio. Si bien en la primera parteNeuer tuvo que poner el ejemplo evitando prácticamente la eliminación de la visita, para la segunda mitad reaccionó a la altura de su historia y se puso en ventaja con penal cometido (es un decir) a Robben, siguiendo el sketch de aquel doloroso recuerdo para la selección mexicana. Lewandowskise encargó de cobrar para poner el primer tanto aunque, después de inquietantes veintitantos minutos, Cristiano emparejó vía cabezazo bien colocado.

Pero como para mantener la angustia, de inmediato el conjunto muniqués se volvió a ir arriba con desafortunado autogol de Ramos, poniendo la situación en igualada global que permaneció hasta el silbatazo final del tiempo regular, no sin antes presentarse la expulsión de Vidal que a la postre resultaría decisiva. Si lo hizo en casa ajena, porqué no hacerlo en la propia: un errático Cristiano Ronaldo volvería a demostrar su gran capacidad para la reivindicación. En el tiempo complementario controló con el pecho en posición adelantada y anotó el segundo para su causa y la del equipo; recibió después en bandeja un servicio de Marcelo que se coló ante un rival agotado para el tercero y Asensio sentenció el partido con el cuarto gol. Imposible darse por vencido.

EL ATRAPADOR DE SUEÑOS

Terminó la ilusión para el Leicester. Tuvo que enfrentarse al Atlético de Madrid, un equipo que de hace un tiempo para acá se ha encargado de hacer que sus rivales pongan los pies en la tierra: realidad, le llaman. A ritmo de Kasabian y una colorida escenografía, el cuadro revelación del torneo pasado en la Premier buscaba, con todo y su cambio de entrenador que de verse como traición se volvió visionario, trascender el sueño local al ámbito continental. Salieron entusiastas y tuvieron sus acercamientos, pero un centro justo de Filipe Luis encontró la cabeza venturosa de Ñíguez para silenciar el febril entusiasmo en el Poder del Rey, casa de los zorros ahora necesitados de más astucia que nunca.

Movimientos atinados del entrenador de apellido ilustre para la segunda parte y los locales revivieron la esperanza, sobre todo con el tanto de Vardy a media hora del final: dos goles más no se veía tarea imposible y por algunos minutos la sensación de logro recorría la tribuna y el campo, pero los matasueños de playera rayada ajustaron a tiempo y poco a poco fueron poniendo el partido en atmósfera cero con sobrecarga en la defensa, justo donde las expectativas se marchitan sin remedio. No obstante, los de casa dejaron el resto y un poco más en busca de revertir el resultado: lograron dejar constancia de su inquebrantable deseo de no permitir que nadie atrape sus sueños. Será para la próxima. En tanto, los colchoneros empiezan a tener el buen hábito de estar entre los cuatro mejores de Europa.

EL MILAGRO QUE NUNCA LLEGÓ

Quizá una vez, pero dos es demasiado, sobre todo considerando la diferencia del rival y su experiencia en relación con la eliminatoria anterior. En efecto, la Juventus sacó el sello de origen y clausuró su puerta para mejor ocasión, ante un Barcelona luchón pero sin la necesaria puntería ni el suficiente volumen de llegada como para revertir un marcador lapidario, en particular si enfrentas a un equipo italiano. La primera parte se escurrió entre la escasez de peligro para la puerta de Buffon, testigo de solo una llegada de peligro, y algunos contragolpes que le recordaban al anfitrión que no podía olvidarse del todo de la retaguardia.

Para la segunda mitad, el asedio aumentó y tanto Messi como Neymar, junto con un Suárez más enjundioso que atinado, lo intentaron en diversas ocasiones pero sin la mira del todo enfocada: se generaron opciones que terminaron en el suspiro que anuncia la inminente eliminación. Mientras tanto, la defensa de Turín se revolvía, encimaba y buscaba cerrar caminos principales y alternativos para que la ventaja no sufriera ningún tipo de amenaza. Al final del día, el cuadro culé se despide con dignidad aunque con cierto aroma a decepción de acuerdo con lo planeado, al tiempo que la VecchiaSignora ya está instalada con paso sólido en la siguiente instancia.

LA CONFIRMADA REVELACIÓN

El conjunto monegasco confirmó que la alegría a la hora de jugar también se puede acompañar de la eficacia. Tras obtener una ventaja en campo contrario, se mostraron confiados sin exceso desde que se les vio ingresar a la cancha; de hecho, muy pronto anotaron vía Mbappé, apenas en su la mayoría de edad, y el resurgido Falcao, sus dos atacantes estelares, para definir el rumbo de la eliminatoria cuando todavía no llegábamos a los veinte minutos de partido; la apuesta lógica del BorussiaDortmund de adelantar filas, abrió espacios para el vértigo del Mónaco, viviendo del talento y la inspiración en completa y feliz coincidencia.

Pero el espíritu alemán salía a flote. El reaparecido Reuss, quien había lanzado un peligroso aviso en busca de la igualada, recortó distancias al inicio de la segunda parte. La motivación no fue suficiente y el cuadro local lucía controlador de las acciones ante la precipitación de la visita, a la que parecía ganarle no solo el rival sino su propia ansiedad, no obstante la insistencia que nunca faltó para buscar el arco de enfrente. Para sellar en definitiva el resultado, Germain anotó el tercer tanto a diez minutos de un final soñado para la tribuna, explotando de júbilo al ver a su equipo convertido en la confirmada revelación y vuelto el gran animador del torneo.

cinematices.wordpress.com
Twitter: @cuecaz