Sonido & Visión

Jazz para vacaciones

Varias opciones de la música sincopada para disfrutar durante estos días en los que el sol sale para todos, a pesar de nevadas extrañas y contingencias ambientales cual avisos que parecen no querer ser escuchados.

EUROJAZZ EN EL EX-DISTRITO FEDERAL

El XIX festival de jazz que se celebra en el Centro Nacional de las Artes en coordinación con la Unión Europea mantiene la tradición de acercarnos a propuestas de aquel continente poco conocidas por estas tierras americanas. Si bien la excepcional disquera alemana ECM nos ha acercado a diversas manifestaciones jazzísticas del viejo continente, existen agradables sorpresas por descubrir, tal como se demuestra en algunas opciones del cartel de esta festividad. Veamos.

Desde Polonia nos visita el Adam Pieronczyk Trio, encabezado por el sólido sax del titular y complementado en la base rítmica por el contrabajo de Robert Kubiszyn y la batería de Hernán Hecht. También compositor, músico acompañante de gente como Archie Sheep, Tomasz Stanko, Joey Calderazzo y Bobby McFerrin, así como director de festivales musicales, el originario de Elblag estudió en Alemania para después regresar a su país y consolidarse como uno de los más consistentes jazzistas polacos, que ya es mucho decir dada la tradición del género en aquellas tierras.

Bajo el nombre de Temathe, presentó en formato de trío Water Conversations (1996), seguido de Few Minutes in the Space (1997), que le brindó un pronto reconocimiento en el continente. Vinieron después Plastinated Black Sheep (1999) y su continuación Plastiline Black Sheep (2002), al tiempo que grabó varias colaboraciones de dinámica interacción con el pianista Leszek Mozdzer, quien por cierto estuvo en tierras guanajuatenses cuando asistió al Festival Cervantino del 2012.

Con apuntes electrónicos y cambiando la alineación de trío, presentó Digivooco (2001) con el colega Gary Thomas como invitado, para continuar la línea de vocalizaciones rítmicas que elevan la temperatura con Amusos (2004) y Busem Po São Paulo (2006), grabado en Brasil como para expandir ambientaciones y con la presencia de Guello en las percusiones y la gran Anna Serafinska en la vocal.

En formato de cuarteto produjo El buscador (2010) con el bajista Anthony Cox como invitado, también presente en Komeda The Innocent Sorcerer (2010), integrando una pausada guitarra de armónica serenidad; regresó al trío en Gajcy/Szyc/Pieronczyk (2011), incluyendo narraciones apoyadas en un sax extraviado. En The Planet of Eternal Life (2013) decidió acompañarse únicamente por su saxofón soprano, en contraste con A-trane Nights (2014), en el que resalta el sonido del trombón. Siguieron Migratory Poets (2014), aderezado por las recitaciones de Anthony Joseph y Wings (2015) en respetuoso diálogo con el contrabajista Miroslav Vitous.

A CAMPO TRAVIESA

Del pequeño Andorra, interpuesto entre Francia y España, llega el pianista, compositor y pedagogo Jordi Barceló, quien además de ser un gran músico de sesión, ha grabado los discos Latin Stride Piano (2010), integrado por standards y composiciones propias con enfático sabor latino y utilizando la técnica conocida justamente como stride, en la que la mano izquierda se eleva con teatralidad y desciende según el tipo de nota y momento; La Grandalla (2012), de tono más personal y Esperança (2015), ya colocándolo en el radar del jazz con aroma de café.

Por su parte, el guitarrista mexicano de flamenco asentado en Barcelona Manuel Alonso, ha tenido como referencia a Paco de Lucía y junto con el percusionista Pablo Gómez, han dado varios conciertos en México y España. En formato de trío, el pianista andorrano, el compatriota guitarrista y el especialista en el cajón flamenco, brindarán una jugosa mezcla de géneros entre emotiva y desenfadada a la que han llamado Latin Stride & Flamenco, acariciando la multiculturalidad de raíces comunes.

Por su parte, el trío finés Mopo, gusta también de la mixtura de géneros y aprovecha el folk de su tierra para incorporarlo a un jazz que por momento se eriza los cabellos con acordes propios del punk. Integrado por Linda Fredriksson, encargada de instrumentos de viento, EeroTikkanen en el contrabajo, la armónica y el pollo de hule para llamar la atención, y EetiNieminen en la batería, la armónica y de vez en vez la campana de reno como para darle el toque tradicional, el grupo debutó con Jee! (2012) y alcanzó el reconocimiento por lo pronto local con el jocoso Beibe (2014), que nos remite a secuencias de algún filme de Kaurismäki.

El sexteto austriaco mixto Holler My Dear transita con soltura por un mundo iluminado en el que el jazz se hermana sin reticencias con el pop, el folk y el musical hall. La cantante y compositora Laura Winkler, el vocalista y multiinstrumentista Stephen Molchanski, el especialista en instrumentos de cuerda y corista Fabián Koppri, el contrabajista Lucas Dietrich, el acordeonistaValentinButty la baterista Elena Shams, se presentaron en tono indagatorio fantástico con Have You Seen the Troll? (2013), al que le siguió el optimista Eat, Drink and Be Marry (2015), en tono sugerente para darle orden a ciertas acciones esenciales de la vida.


 Twitter: @cuecaz