Sonido & Visión

Formas del amor

Ya sabemos que puede originarse de diferentes maneras, nutrirse a partir de infinidad de circunstancias y estructurarse de tal manera que sobreviva a los imponderables o que de plano termine en estrepitosa ruptura, incluso antes de ver la luz. Veamos.

COMO JUEGO DE LA CASUALIDAD

En Amor a la carta (India-Francia-Alemania-EU, 2013) el director Ritesh Batra sigue la premisa de que a los hombres se les conquista por el estómago, como bien lo recomienda la voz nunca aparecida a cuadro que aconseja a la joven acerca de qué prepararle al marido. Una confusión en el servicio de entrega del lunch pondrá en contacto a esta mujer (Nimrat Kaur), medio olvidada por el marido, con un oficinista por jubilarse (Irrfan Khan). Los platillos abren la puerta a la posibilidad de un romance en inicio epistolar, mientras ambos personajes sobreviven a sus largos episodios de soledad. Filme escrito con sensibilidad, humor y la necesaria emotividad como si de un esperado platillo se tratara, con todo y personajes secundarios memorables.

Monstruos (RU, 2010) es una película apocalítpica de ciencia ficción con alienígenas incluidos en la que cabe el romance de las criaturas involucradas. Con tono realista cercano al documental, seguimos a un periodista que tiene que acompañar a una joven por una zona peligrosa en la frontera de México y Estados Unidos. El director Garteh Edwards, quien gracias a este tabajo se encargó de la reciente Godzilla, le imprime un cierto enfoque entre ambientalista y humano, con claros apuntes sociales relacionados con la migración y discreta pero efectiva propuesta visual que nos remite a un mundo en desolación, donde solo el amor puede iluminar el cielo.

SOMOS MÁS QUE DOS

Escrita y dirigida por Tom Tykwer, Tres (Alemania, 2010) propone la construcción silenciosa de un particular triángulo amoroso conformado por una pareja que ha estado junta durante cerca de 20 años y un investigador de células madre que aparece en sus vidas, primero por separado y después de manera conjunta, relacionando asuntos profesionales y románticos. El contexto berlinés y la sofisticada fotografía sirven para envolver a estos personajes, al fin integrados en una triada alrededor de la fertilidad como idea transversal de las relaciones en creciente nivel de intensidad.

Por su parte, Anne Fontaine adapta un relato de Döris Lessing en Adore: La piel del deseo (Australia-Francia, 2013) en la que dos madres maduras (es un decir), amigas desde la infancia, establecen una relación romántica con los hijos de la otra, apenas llegando a los veintes. Naomi Watts y Robin Wright asumen con decisión sus papeles aunque no consiguen convencernos de los sentimientos que se supone tienen hacia los jóvenes, quienes tampoco resultan demasiado entusiasmados de la travesura. Más circunstancial que profunda, la cinta se queda encallada por los problemas de casting y de guion, recordando las improbables relaciones familiares de las telenovelas, donde la madre parece la hermana del hijo y así.

MEJOR POR INESPERADO

Un tipo sin mucha gracia que asiste a bares con sus amigos, a la iglesia y visita a sus padres, trasncurre con lo que se va presentando al día. Es mujeriego aunque es adicto al porno y prefiere la autosatisfacción sexual al compromiso con alguien. Dirigida por el actor debutante en estas lides Joseph Gordon-Levitt, Un atrevido Don Juan (Don Jon, EU, 2013) va directo al grano, con la suficiente sinceridad como para presentar al personaje tal cual es, con todo y su machismo elemental. El enamoramiento parece llegar cuando conoce a una joven (Scarlett Johansson), mientras su perspectiva se amplía al entrar en contacto con una mujer madura (Julianne Moore), como para alzar un poco la mirada de la pantalla y entrar en contacto con el mundo.

En Una segunda oportunidad (Enough Said, EU, 2013), la neoyorquina Nicole Holofcener abre la posibilidad de que de pronto, sin mucho pensarlo, el amor regrese cuando el asunto parecía finiquitado, aunque las historias de los involucrados, más largas de lo habitual, pueden interponerse en cualquier momento. Un hombre y una mujer comunes con relaciones pasadas rotas, intentan construir un nuevo vínculo, a pesar de las dificultades inherentes y las que van generando entre ellos. Interpretados con buena cuota de naturalidad por Julia Louis-Dreyfuss y James Gandolfini, contando con el soporte de Catherine Keener y Toni Collette, estos adultos no están exentos de los pequeños obstáculos que parecen entrometerse sin respetar sexo, edad o condición social.

Un presidiario se escapa y termina refugiándose en casa de una solitaria mujer separada en eterna depresión que vive con su hijo adolescente, quien se encarga de contarnos la historia, como sucede en la magistral novela Canadá de Richard Ford. El prófugo termina siendo un estuche de monerías y ella parece volver a la vida, mientras el hijo entra en un proceso de duda, confianza y vuelta a la suspicacia. Basada en la novela de Joyce Maynard y dirigida por Jason Reitman con una intención más formal y convencional que sus anteriores trabajos, “Aires de esperanza” (Labor Day, EU, 2013) alcanza a sostenerse por la solvencia de Kate Winslet y Josh Brolin, así como la confección de los personajes gracias a los puntuales flashbacks y la emotiva perspectiva del joven.

 

cinematices.wordpress.com