Sonido & Visión

Diversidad sonora para cerrar el año

Se escurre el 2013 y antes que se vaya en definitiva, todavía recibimos algunas oportunidades para asistir a conciertos que abren posibilidades para gustos variopintos. Veamos.

THESE NEW PURITANS

En un principio se les comparó con The Fall, Public Image Limited y Wire, con tendencias electrónicas que encuentran su hábitat idóneo en los clubes nocturnos. Han mutado en estilo y vertiente, apostando por la construcción de una identidad distinguible a partir de la incorporación de elementos del free jazz, la música clásica contemporánea y sonidos provenientes de otras formas del conglomerado de la electrónica. Sus letras, por momentos estructuradas a partir de frases etéreas, complementan esta propuesta cada vez más identificable dentro del numeroso conjunto de bandas aparecidas en los años recientes.

Conformado por los gemelos Jack (guitarra/laptop) y George (batería), junto con la tecladista SophieSleigh-Johnson y el bajero-samplero Thomas Hein, These New Puritans nació en el 2006 y entregó el EP Now Pluvial (2007) como primera muestra de su breve aunque versátil obra, también iniciada con el sencillo Navigate, Navigate. Su LP debut, Beat Pyramid (2008), los colocó en la mirada de público y prensa gracias a la creativa letrística y a la forma de encarar la conformación de las secuencias rítmicas.

Con la grabación de Hidden (2010), el cuarteto se aventuró a territorios nuevos para ellos, proponiendo el riesgo como forma de vida y la búsqueda como apellido estilístico. Hay sonidos de espadas que anuncian batallas imposibles de ganar, mientras en el aire se respiran aromas arabescos como guardados al vacío. Con esta obra parecería que ya no hay un posible retorno, sino una caminata viendo hacia un horizonte incierto pero más apasionante: si volteas para atrás puedes quedarte pasmado.

Ya sin la tecladista, entregaron Fields of Reeds (2013), disco que nos depara una misteriosa visita de aliento diverso, transitando de cierta experimentación a quietudes sospechosas, con teclados casi ceremoniosos y una rítmica fragmentada por la que se diluyen juegos vocales de exaltación contenida. Cada uno de los cortes que lo integran parece sugerir la apertura de una nueva ruta, como se advierte desde la abridora This Guy’s In Love With You, destilando un dejo de inasible extrañeza.

OMER AVITAL

Este cuarentón contrabajista israelí recibió influjos sonoros de diversas regiones que fueron integrándose a su concepción del jazz, fuertemente consolidada por su participación con tipos de la talla de Kenny Garrett y Roy Haynes, por mencionar un par de ejemplos. De un intenso proceso de aprendizaje se derivó su incursión como líder que se vio cristalizada con el brillante y elusivo Think With Your Heart (2001), que inició una consistente trayectoria con obras como Third World Love Songs (2002), Asking No Permission (2006), con poderosa presencia de múltiples saxofones, y The Ancient Art of Giving (2006).

Después de Arrival (2007), The Omer Avital and Marlon Bowden Project (2007), Free Forever (2011) y Yes! (2012), grabado junto a Aaron Goldberg y Ali Jackson, nos regaló Suite of the East (2012), quizá su obra más consistente a la fecha, combinando los sonidos de su tierra y alrededores con la estética jazzística de alcance universal; melódico e intenso por partes iguales. Un buen ejemplo de cómo el jazz se puede hermanas con músicas surgidas antes del inicio de los tiempos.

RADAID

Formado por Saúl Ledesma y Emmanuel Macías en Guadalajara, Jalisco a finales del siglo pasado, este colectivo de aliento intercultural debutó con Radaid (2003), enfocando su propuesta a la diversidad de géneros, mostrando amplio registro y prometedoras capacidades camaleónicas: si bien cuando se ubica en el pop no se distingue de muchas otras bandas que inundan como clones las estaciones radiales, resultan más interesante sus incursiones por territorios tapizados de folk, música celta, florituras árabes e incluso por sonidos más cercanos al bel canto.

Con algunos ajustes en la alineación y alcanzando mayores registros estilísticos que permitieran dar una vuelta al mundo en menos de ochenta días, grabaron Luz escondida (2006), al que le seguirían L’intent (2009) y The Willing Parte 1 (2012), álbum en el que Sofía Orozco y la soprano Daniella Lazzeri se contrapuntean y conjuntan para darle a las piezas una bienvenida riqueza sonora que trasciende fronteras, apuntaladas por la elusiva instrumentación que juega con elementos tradicionales y modernos, de corte electrónico.

BANKS

Jillian Banks firma solo con su apellido. Es una joven californiana que en una primera escucha, puede parecerse demasiado a Lana de Rey, pero si nos damos una segunda oportunidad, empiezan a develarse ciertos atributos como la combinación atinada de elementos provenientes del trip-hop, el dark y el pop alternativo, incluyendo ritmos que van poco a poco haciendo mella en los atribulados corazones. Con el EP London (2013), grabado después de algunos sencillos, se presenta en el mundo discográfico y, quizá es prematuro decirlo, pero podrá convertirse en otra de las figuras femeninas a seguir en el universo pop.

www.cinematices.wordpress.com