Sonido & Visión

Discos del 2013: jazz y anexas (tercera parte)

Cerramos el recorrido de los discos aparecidos el año anterior y que seguramente quedarán en la memoria de la cultura jazzística.

1. Piano Sutras de Matthew Shipp: cumpliendo 25 años de trayectoria, el hombre y su piano con un amplio rango de recursos puestos al servicio de la creatividad, desde contrapunteos hasta improvisaciones modales para envolvernos en discursos que se elevan sobre la tierra.

2. Hagar’s Song de Charles Lloyd & Jason Moran: el incansable sax invita al talentoso piano que ha formado parte de su cuarteto desde el 2008, además de contar con una sólida trayectoria solista, para firmar este álbum que se constituye como una absorbente conversación a lo largo de sus 14 cortes en la que participan Dylan, Ellington, Gershwin y Wilson y Green , entre otros.

3. Out Here de Christian McBride Trio: el impecable contrabajista de Filadelfia (también grabó People Music), el piano de Christian Sands y Ulysses Owensjr (batería), entretejen piezas propias y versiones de boyante acústica, confirmando la vigencia de la tradición para seguir fuera de aquí.

4. Infinite Possibility de Joel Harrison 19: el guitarrista y compositor se aventura a combinar diversos géneros y a deconstruir el concepto de big band para entregarnos un recorrido sonoro que, por momentos de manera desconcertante, ciertamente termina por ofrecer lo prometido en el título.

5. Lanotte de Ketil Bjørnstad: grabado en vivo el 21 de julio del 2010 en el marco del Festival Internacional de Jazz Molde, este disco del cerebral pianista noruego nos remite a una película de Antonioni, entre penumbras que se desvanecen para dar paso a nuevas pulsiones nocturnas.

6. Baida de Ralph Alessi: desde San Francisco nos llegan los sonidos de una trompeta arriesgada, transitando sobre una etérea base rítmica comandada por el dinámico piano de Jason Moran, aquí cómplice de las aventuras del también bajista ocasional, gustoso de expandir los límites genéricos.

7. Saturday Morning de Ahmad Jamal: si la vida es simple, ¿para qué complicarla? Quizá basta dejar entrar la capacidad de disfrute a nuestro estado de ánimo y, de paso, dejarnos llevar por el piano de este legendario jazzista de Pittsburgh a manera de compañía durante un sábado en Francia.

8. Occupy the World de Wadada Leo Smith/Tumo: el contestatario y aventurero trompetista se asocia con el combo nórdico para grabar este álbum doble con cinco piezas que desafían métricas y esquemas, como para darnos la posibilidad de ensanchar miradas y ocupar el lugar que nos corresponde en este mundo convulso.

9. Brooklyn Babylon de Darcy James Argue’s Secret Society: el nacido en Vancouver gusta del eclecticismo y de la reformulación de estructruas, en particular de las grandes bandas como se muestra en este álbum de aliento fílmico-conceptual, en el que nos sentimos como en un trayecto desde el este de Europa hasta las costas norteamericanas del Atlántico.

10. Third Reel de Masson / Pianca / Maniscalco: sax y clarinete, guitarra y batería respectivamente, conjuntados para crear ambientes difusos de inasible belleza, propios de la experimentación que encuentra terreno fértil en el jazz europeo. Uno de los debuts más propositivos del año.

11. Gamak de Rudresh Mahanthappa: el saxofonista de origen indio, nacido en Italia por casualidad y asentado en Nueva York entrega en su décimo disco como líder, una enriquecida combinación de sonidos profusamente entreverados cual si de un platillo de alta cocina se tratara, lleno de fuertes especias de nombres impronunciables.

12. Costumes Are Mandatory de Iverson / Konitz / Grenadier / Rossy: el pianista de The Bad Plus hace equipo con el veterano saxofonista para invitarnos, a través de una cadenciosa base rítmica, a una sesión jazzística de disfraz obligatorio en la que de inmediato uno se siente cómodo e identificado.

13. Transcendence de Jaimeo Brown: uno de los debuts más prometedores del 2013 cortesía de este treintón baterista y compositor neoyorquino quien, junto con JD Allen (sax), Chris Solar (guitarra/sampleos) y un nutrido grupo de invitados, bucea en la espiritualidad del góspel desde una perspectiva de absoluta e intensa actualidad.

14. In Full View de Julia Hülsmann Quartet: en su primer disco de cuarteto, la pianista alemana abre la ventana y nos obsequia una mirada completa, cálida y evocativa de un paisaje en calma, pletórico de sutilezas y armonías dibujadas por un dulce fiscorno y una trompeta de inquieto andar.

15. Get Happy de Pink Martini: imposible resistirse a la propuesta de esta banda que gusta de llevarnos por diversos rincones del planeta, tal como lo propone a través de su quinto disco, todo un viaje en globos multicolores por clásicos del pop y canciones propias pasadas por una sonrisa.

Además, entre muchos otros discos, 10 más que no habría que perderse:

· Touching de Eric Alexander.

· Grand River Crossings: Motown & Motor City Inspirations de Geri Allen.

· Uberjam Deux de John Scofield.

· What’s Up? de Michel Camilo.

· For People in Sorrow de Alex Cline.

· Compass Point de Billy Cobham.

·13 de Flat Earth Society.

· Spirityouall de Bobby McFerrin.

· Cross Culture de Joe Lovano.

· Wood Flute Songs de William Parker.

Blog: cinematices.wordpress.com