Sonido & Visión

Corona Capital III: domingo

ESCENARIO CORONA

13:30 - 18:10 El domingo abre a las 13:30 con CharmingLiars, quinteto de pop juvenil con tintes hardroqueros que ha firmado los EP's New Disorder (2014) y We Won't Give Up (2014), todavía buscando algún tipo de sello distintivo. Continúa el cuarteto de Austin, Texas White Denim y su rock'n'roll de sabrosa energía desparramada en Work Out Holiday (2008) y Fits (2009), obras que prepararon el terreno para el más pulido D (2011), uno de los discos del año en el que los toques de melódica psicodelia se engarzaron a la enjundia acostumbrada;

para cerrar el año grabaron Last Day of Summer (2011) de libre acceso. Pisan el escenario con Corsicana Lemonade (2013), refrescante en sus aventuras abrasadoras.

La celebración sigue con el DJ y productor angelino-mexicano Erick Orrosquiesta, mejor conocido como Deorro, en plena transición para convertirse en autor, más allá de sus indudables capacidades para la yuxtaposición y creación de atmósferas sonoras, como se advierte en el EP Elevation (2013), de contagiante dinamismo, tal como los múltiples sencillos que se escuchan al filo de la madrugada. Esta ronda la cierra Chvrches el trío de Glasgow que nos regaló The Bones of What You Believe (2013) de Chvrches: pop en estado puro armado con base en sintetizadores y una voz en femenino de adolescencias clavadas con una precoz capacidad para la melodía pegajosa, sin caer en simplismos.

19:10-00:40

Ya que estamos en tierras escocesas, entramos a palabras mayores con Belle & Sebastian, formados en Glasgow hace 18 años y quienes entregaron Belle and Seabastian Write About Love (2010), su octavo disco en estudio como para recalcar que su hábitat natural es la melodía evocativa de eterna adolescencia, enmarcada en un espíritu sesentero siempre en renovación y atento a los sinsabores propios del romanticismo. The Third Eye Center (2013) funcionó como amplia recopilación de lados B de los tres discos anteriores de estudio.

Entra después a escena Haim con Days Are Gone (2013) el trío de hermanas de Los Ángeles que debutaron con la mira bien enfocada, construyendo un pop que distingue y combina influencias de las músicas negras y de algún espíritu ochentero, con Fleetwood Mac como figura tutelar; para recibir el sol californiano sin presión. Para cerrar el día en este escenario, todo queda en familia: Kings of Leon

cargaron con el éxito muy pronto y en esta ocasión traen Mechanical Bull (2013) como as bajo la manga, buscando recuperar la inocencia sureña con piezas menos pensadas para el júbilo en las gradas.

ESCENARIO CORONA LIGHT

14:10-17:30

Para calentar motores abre Cut Snake (no confundir con el título homónimo del thriller australiano), dueto conformado por surfistas con aspiraciones musicales, transitando de las olas picadas al House detonador de fiestas marítimas. Le sigue Young & Sick, proyecto de Nick Van Hofwegen, artista visual holandés asentado en Los Ángeles entre cuyos trabajos se encuentran portadas para los álbumes de Robin Thicke (lo mejor de los discos, dicho sea de paso); con influencias del R&B, le entró también a la música en su disfrutable obra homónima, que tendrá a bien compartir en el festival.

Para cerrar este bloque, aparece el cantante irlandés conocido como Hozier, joven con presumible capital cultural (James Joyce, Leonard Cohen) que combina acordes bluseros con un folk de sentimiento a flor de piel.

18:10 EN ADELANTE: VIENE LO MEJOR

St. Vincent es el nombre del proyecto de Annie Erin Clark, nacida en Oklahoma hace tres decenios y fracción. Atenta aprendiz en la escuela de música de Berklee, continuó creciendo artísticamente en compañía de su tío, la mitad del dúo jazzero Tuck & Patti, para después participar con Glenn Branca en una grabación e integrarse a Polyphonic Spree, grupo de pop saturado con múltiples elementos sonoros.

Antes de lanzarse al abismo creativo de la soledad, formó parte del grupo de Sufjan Stevens, uno de los grandes trovadores contemporáneos.

Quizá su trabajo como repartidora de flores ahora suene a metáfora: los pétalos se han convertido en canciones de sentimientos encontrados. Con este cúmulo de experiencias sonoras, apareció Marry Me (2007) como una manifestación de sus coordinadas estilísticas, aún por pulir: estructuras pop de sorprendentes texturas y capas armónicas, letras más allá de los sentimientos descritos bajo el lugar común y una postura de inteligente desafío.

Con Actor (2009), envuelto en un halo fílmico, las cualidades vocales, compositivas y armónicas se precisaron, así como la estructura de las letras, mientras que en Strange Mercy (2011), destila confianza para expresarse de manera más abierta e intuitiva, explorando estructuras musicales más complejas, sin perder sensibilidad. Con Love This Giant (2012) en complicidad con David Byrne, consiguió explorar otros territorios sonoros de la mano del ex Talking Head, conocedor amplio de cómo ampliar horizontes: el aprendizaje se plasmó en St. Vincent (2014), álbum de complejidad creciente con texturas múltiples que es uno de los candidatos al mejor del año.

El polifacético Damon Albarn ha puesto su talento al servicio de una notable diversidad de géneros y artistas, aprovechando pero no conformándose con su condición de rockstar desde los tiempos de Blur y hasta Gorillaz.

Muestra de ello son sus incursiones solistas como Mali Music (2002) y el EP Democrazy (2003). Volvió a la soledad con el operístico Dr. Dee (2012) y el brillante Everyday Robots (2014), de plenitud sonora que suena renovador y clásico al mismo tiempo.

El cartel del festival sigue y sigue, con mayor amplitud que el espacio disponible.


cinematices.wordpress.com