Sonido & Visión

Copa américa 2016 (VIII): Ganan los favoritos

Del sufrimiento a la suficiencia, los dos conjuntos fuertes del grupo sacaron sendos triunfos que califican a uno y dejan al otro cerca de lograrlo en la última ronda. La noticia del día se la roba el ingreso a la cancha del mejor jugador del mundo para resolver un partido que estaba dominado pero no sentenciado. Leonel Messi sonríe y el planeta fútbol junto con él.

DEFINICIÓN AGÓNICA

Los actuales campeones del torneo se presentaban después de una derrota que perpetuaba su mal momento. Bolivia, por su parte, se jugaba toda opción dado que también había perdido en su anterior encuentro. Pero quienes salieron al frente fueron los chilenos, buscando sin demasiada claridad la portería contraria, posesionándose del balón casi de manera absoluta. Pero los caminos de la concreción parecen estar llenos de obstáculos para esta selección que hace un año era de las mejores del mundo.

Bolivia jugaba con sus posibilidades, dejando solo un hombre en punta y con dos bloques de cuatro que se resquebrajaron hasta el inicio del segundo medio, justo cuando Vidal, más enfático que claro, rompía el cero. Pero un supremo tiro libre ejecutado a la distancia por Campos con absoluto deseo de buscar la igualdad, terminó en la red chilena. Por ahí del minuto 100, como si estuviéramos en tiempos extra, un penal discutible bien ejecutado por el propio Vidal le dio el triunfo a Chile, mientras que Bolivia veía cómo en los instantes finales volvía a dejar ir un empate, tal como le sucedió con Panamá.

DEFINICIÓN CONTUNDENTE

La selección argentina carga con la etiqueta de favorita. Así salió al campo para enfrentar a unos panameños dispuestos incluso a transgredir el reglamento con tal de impedir cualquier ataque a su arco, pero muy pronto en un tiro de esquina impecable de Di María, Otamendi abrió la cuenta para los pamperos. Fue uno de esos goles tempraneros que empantanan los partidos, provocando desesperación en unos y conformismo en los otros. Para empeorar el asunto, pasada la media hora Godoy da un absurdo e irresponsable manotazo, dejando a los canaleros con 10 frente a un equipo ya de por sí superior. La mala noticia fue que otra vezel propio Di María se lesionó.

En la segunda parte, ambos equipos salieron con la misma lógica de inoperancia hasta que faltando media hora un pequeño jugador barbado de semblante sereno ingresó al campo: en Chicago es conocido como el Jordan del fútbol. Con su sola presencia, la albiceleste se transformó y al fin decidió sacar el partido de la zona de indefinido confort. Rápidamente, aprovechó un pase involuntario cedido por Higuaíuncon la carapara anotar el segundo; tiro libre de impecable ejecución para el tercero y un disparo enfocado desde la imagen mental de la portería para el cuarto. Agüero completó la cuenta, mientras que los panameños complicaban su clasificación por diferencia de goles.Por una vez, la ciudad de los vientos fue de La Pulga.

EURO 2016 (II): NUEVOS Y VIEJOS INVITADOS

Con tres partidos continuó la Eurocopa después de la inauguración en la que franceses y rumanos le dieron la bienvenida al continente. Equipos habituales en el torneo junto con otros que aparecen ya sea por primera vez o en forma esporádica. Por fortuna, calma en los estadios mientras que en la calle algún incidente con pseudoaficionados ingleses que será necesario cuidar.

DEBUT CONTINENTAL

La selección de Albania no ha participado en ningún Mundial y se presenta por primera vez en una Eurocopa, con toda la ilusión y ansiedad del caso, expresada también por sus numerosos aficionados que la acompañan en su aventura francesa. Empezaron siendo dominados por un equipo suizo conocedor de un estilo, si bien no muy efusivo, relativamente funcional, que produjo un gol pronto en tiro de esquina signado por Schär,ante una mala salida del arquero. El asunto se complicó con la expulsión de Cana a diez minutos del final del primer medio.

Mientras tanto, los hermanos Xhaca se enfrentaban ante la mirada de su madre, luciendo una playera con el apellido y un rectángulo integrado por la mitad de las banderas de cada país, como para aclarar que en casa no hay consentidos. La segunda parte resultó equilibrada a pesar de la diferencia numérica. Los porteros salvaron a sus respectivos cuadros, los suizos no terminaban de finiquitar y los albaneses pudieron empatar pero no lograron resolver ni en el contexto del mano a mano.

TODO POR GANAR

Las selecciones de Gales y Eslovaquia se presentan en el torneo sin la presión de las expectativas depositadas sobre ellas, en contraste con otros conjuntos. Siendo así, pueden desplegar un fútbol más libre de las ataduras que impone la necesidad de conseguir un resultado. Los dos equipos se presentaron por primera vez en el torneo y Burdeos fungió como escenario ideal para darles la bienvenida.Y el partido empezó, en efecto, con un tono de alegría y desenfado. Salvada milagrosa de un defensor galés para quepoco después Bale aprovechara un tiro libre y abriera el marcador, contando con la escasa capacidad adivinatoria del portero.

A pesar del gol, los equipos siguieron buscando alternativas dentro del rango de sus posibilidades con algunos destellos, sobre todo individuales. Los eslovacos mejoraron hacia el final del primer tiempo y saltaron con la misma orientación después del descanso, impulsados por atinados cambios desde la banca. El premio llegó a los 15 minutos vía Ondrej, quien resolvió desde la zona del manchón penal. Parecía que serían los de la ex Checoslovaquia quienes harían diferencia pero cerca del final fue RobsonKanu el que resolvió para los galeses, no obstante todavía hubo tiempo para que otra vez se empatara el tanteador. Victoria histórica.

EMPATE QUE SABE DISTINTO

Para los ingleses fue pérdida y para los rusos ganancia. Los primeros fueron mejores, no demasiado, y los segundos alcanzaron al filo del silbatazo final. El equipo de la rosa arrancó mejor con Rooney dominando el centro del campo y varios jugadores rotando de forma interesante; llegaron varias veces pero no pudieron concretar, mientras que los rusos no se inmutaban demasiado como si estuvieran conscientes de sus limitaciones y del triunfo que implicaba no recibir gol: a fin de cuentas, saben del significado de la resistencia cuando eres dominado. Y viceversa, desde luego.

Los ingleses empezaron a perder la brújula a finales del primer medio y durante buena parte del segundo tiempo, al tiempo que la selección rusa intentaba mantener el partido en ese estado de parsimonia en el que difícilmente sucede algo. Desorden generalizado pero sin dosis de lúdico caos. A poco más de quince del final, Dier cobra una falta dudosa y anota el gol para los ingleses con cierta complacencia del arquero, que de comportarse como superhéroe mostró su lado humano. Sorprendentemente, Berezutski se eleva en el aire, se sostiene en acto de levitación y conecta el balón para incrustarlo en la meta inglesa, un instante antes del descenso del telón. Empate que supo a triunfo y derrota a la vez.

cinematices.wordpress.com