Género en su Tinta

Las sombras

En el marco del día del amor se estrenó en México la película “Cincuenta sombrasde Grey”, adaptación dela novela homónima de E.L. James que aborda larelaciónentreAnastasia, una joven estudiante de literatura y Christian Grey un apuesto magnate que involucra a la chica en prácticas sadomasoquistas mientras ella, como nadie, logra tocarlo afectivamente.Más que en lo perverso, es básico centrar la atención enlo que retrata la novela sobre lo deseable de las identidades de género: En Anastasia, la historia exalta la belleza, la virginidad, la docilidad y la inocencia como lo mejor de lamujer, cuyo amor puede sanar milagrosamente lo más enfermo del hombre. En Grey se resalta la belleza viril y el cuerpo atlético así como los atractivos que desde antiguose reconocían exclusivamente en lo masculino: el poder y el éxito económico, la inteligencia, las múltiples habilidades y la conducta directiva en el terreno sexual.Ella se enamora al serdeslumbrada por las apariencias lo que es catapultado por sus obvias necesidades afectivas. El maneja una constante manipulación seductoracon lo que esconde sus miedos, misoginiay distorsión de la idea de amor originada por la agresión y el abandonoen etapas primitivas. La psicología de los personajes dibuja viejos paradigmas en roles de género que obedecen a arcaicas posturas que definitivamente no son útiles para edificar relaciones equitativas en nuestro tiempo.La película en efecto, contiene sombras y no luces de lo deseable en la construcción de mujeres y hombres nuevos.  Lo preocupanteno estáen las prácticas sexuales, cuando son mutuamente acordadas, sino en lo inadvertible que resulta la agresión en todas sus formas. No es posible relativizar la postura ante los círculos de la violencia tan solo por ser representados artísticamente en escenarios ostentosos y por personajes de opulenciaque son parte de un argumento insensible a la realidad humana. El guion está lleno de mensajes confusos que refuerzan creencias erradas sobre el enamoramiento, el erotismo, la construcción de pareja y el ideal de las relaciones heterosexuales. Sin conciencia crítica, no conviene este tipo de cine y literatura.