Género en su Tinta

Bullyng por homofobia

El bullying, este concepto que se ha puesto tan de moda en el ambiente escolar, es un fenómeno que desafortunadamente tiene que ver mucho con la temprana violencia de género. En específico, se define como Bullyng por homofobia a las persistentes agresiones verbales, físicas y psicológicas de las que son víctimas las y los niños por sus conductas y manierismos que aparentan una orientación homosexual. Obviamente, desde un serio enfoque del desarrollo psicológico, no es posible considerar que la o el infante, que aún es inmaduro psicoafectivamente tenga una orientación sexual y una identidad genérica sólidamente definidas.
Lo que sí es posible sostener como un hecho en el marco de estas experiencias violentas es el menoscabo y la profunda devaluación de la autoestima de estos chicos y chicas por ser víctimas constantes de críticas y rechazos por parte de sus coetáneos, y en muchas ocasiones de sus ignorantes docentes, por motivos que siendo pequeños no alcanzan a comprender, especialmente cuando son violentados desde los primeros años, antes de que construyan su imagen minimizada por ser diferente al margen de lo que es “normal” es decir,lo masculino para ellos y lo femenino para ellas. Nada más rígido y medieval.
Esta problemática ha sido motivo de declaraciones muy puntuales de  líderes en derechos humanos como la del secretario general de la ONU Ban Ki-Moon, que declaró el 8 de diciembre de 2011 que el bullying homofóbico es “un escándalo moral, una grave violación de los derechos humanos y una crisis de salud pública”.
La prevención y el manejo de este sufrimiento para tantos pequeños no está solamente en manos de sus padres,o sus maestros y psicopedagogos, sino de los adultos que modelan en sus hijos e hijas los paradigmas homofóbicos, la intolerancia y la falta de respeto a las diversas formas de ser, lo que encuentra su más grave consecuencia en la violencia manifiesta de personas a las que desde muy temprano les es reforzado el acto de discriminar.
La homofobia y el respeto son al igual inculcados y susceptibles de modificación pero es real lo que dice Silvio Rodríguez en su canción del elegido: “…Lo más terrible se aprende enseguida, lo hermoso nos cuesta la vida…”.


ferfernando@hotmail.com