Neteando con Fernanda

De el pulpo Paul a "El Piojo" o Diego Luna tenía razón

Hoy quizá no lo recordamos, pero hace cuatro años por estas mismas fechas estábamos trastornados con un pulpo inglés que vivía en un acuario alemán, que predijo acertadamente muchos de los resultados de los partidos del Mundial de Sudáfrica, entre ellos, el triunfo de la selección española en la final. De ser una nota chusca perdida en los noticiarios, la opinión de el pulpo Paul pasó a ser tema central de las conversaciones, noticiarios y Trending topic en Twitter. Pocos minutos después de terminar el partido de España contra Alemania, circulaba por internet una bandera de España con el pulpo coronado a manera de escudo. El pulpo Paul no sería rey de España, pero sí de las redes sociales. 

En Twitter, en nuestro país, se le propuso para diputado, gobernador y algún osado lo hizo hasta para presidente. Hace cuatro años, el negocio en boga en las redes sociales era la crianza de pulpos pitonisos y varios querían llevar unas jaibas a entrenar con el pulpo Paul, a fin de que predijeran los resultados electorales en México. Alguien habló del pulpoteísmo. Recordarán que, con gran sentido del humor, los encuestadores Roy Campos y María de las Heras (Q.E.P.D.) se disputaban la contratación del pulpo a fin de que fuera parte de sus equipos para las elecciones del 2012. Jairo Calixto y Yuriria Sierra opinaban que era un gran fichaje, mientras que Pepe Cárdenas proponía en su cuenta de Twitter que los partidos debían contratarlo como encuestador.

Si en México lo queríamos para dirimir controversias en conflictos electorales, en otros países lo querían para pronosticar el fin del mundo o para que se pronunciara sobre el éxito o fracaso de una relación amorosa. Para muchos, el personaje del Mundial de Sudáfrica 2010 fue el octópodo del acuario de Oberhausen. Por irracional que hoy nos parezca, hace cuatro años los tentáculos del pulpo dieron más de qué hablar que las hazañas de varias personalidades del mundo del espectáculo y de la política. el pulpo Paul estaba en boca de todos, y no precisamente cocinado a la gallega.

Ahora parece lejano, pero antes de iniciar el actual Mundial no teníamos muchas esperanzas acerca de esta selección. Era lógico, dada su terrible actuación en las eliminatorias y su clasificación “de panzazo”. Cuando partió rumbo a Brasil, El Piojo llevaba un equipo en el que pocos pensaban que lograría algo. Si hace un par de meses algún pulpo adivinador nos hubiera narrado el desempeño de México en el Mundial —triunfo ante Croacia y Camerún y empate con Brasil— nos hubiéramos doblado de la risa. Aunque hoy no nos guste recordarlo (y nos dé vergüenza admitirlo) era la verdad. 

Solo unos cuantos confiaban en la selección —y se atrevían a decirlo— entre ellos estaba Diego Luna. 

Al inicio del mundial leí dentro de Tribuna MILENIO, la opinión de Diego Luna sobre la pregunta de si jugaríamos el cuarto partido. En un artículo titulado “La impopularidad como virtud”, el charolastra se acusaba de optimista y aseguraba, con razones bien fundamentadas, que México tenía grandes posibilidades de llegar al cuarto partido: “Creo que será un Mundial diferente. Veremos a un conjunto capaz de llegar lejos y de sorprender a varios”. ¿Habrá comido pulpo Diego? La impopularidad era una las ventajas que, de acuerdo con el famoso actor, tenía la selección, aunado a que nadie esperaba mucho de ellos. Más adelante comentó: “No estoy de acuerdo con los que dicen que es imposible que con este grupo de futbolistas México haga un buen Mundial. Quizá es improbable, pero imposible no es”.

La intuición de Diego no falló y hoy México juega su cuarto partido. Sin duda, el artífice de esto es Miguel Herrera, quien, además de la de sus compatriotas, ha logrado cautivar y llamar la atención de todo el mundo. Si antes nos fascinaba el cefalópodo, ahora quien sorprende con sus gestos, articulaciones y expresiones emotivas y tiene a todos pendientes es Miguel Herrera. Diarios de todo el mundo hablan de El Piojo.

Circulan videos en donde se puede ver cómo reclama, celebra, pelea, gesticula el DT de México. Otros comentan su famoso peinado Mullet en sus años de  jugador.

No quiero adelantar vísperas pero no dudo que, próximamente en las redes sociales, El Piojo se transforme en un fenómeno similar a Chuck Norris, a quien se le atribuyan todo tipo de hazañas. Por lo pronto, ya desbancó al guapo entrenador croata en internet y las máscaras de El Piojo están en todas las esquinas. Para muchos, el personaje del mundial de Sudáfrica hace cuatro años fue el pulpo Paul. Quizá el de este Mundial sea Miguel Herrera.

Como bien dice mi amigo el Oso, no tengo los conocimientos futbolísticos de Diego Luna, pero, al igual que muchos, comparto su optimismo y hoy podemos decir que no es imposible ni improbable que México llegue al quinto partido. ¡Suerte México!

 

fernanda@milenio.com

http://www.milenio.com/blog/fernanda

Twitter http://twitter.com/FernandaT