Neteando con Fernanda

Allá les importan y ni las han visto

Además de bonitas, las Monarca (Danaus plexippus) son un ejemplo de fortaleza. Pesando apenas medio gramo, viajan más de 4 mil kilómetros, desde Estados Unidos y Canadá, para hibernar en nuestros bosques. Su viaje es la segunda migración más larga realizada por un insecto.

El viaje de las Monarca no solo es sorprendente por su distancia y el diminuto tamaño de las viajeras, sino porque las mariposas que regresan son las tataranietas de las que estuvieron ahí el año anterior. Las Monarca generalmente viven durante cuatro o cinco semanas, pero en octubre, cuando baja la temperatura; las mariposas retrasan su crecimiento y viven durante meses. Es esta generación de mariposas, llamada matusalén, es la que viene a nuestro país, pasa el invierno y emprende su viaje de regreso. En este trayecto se reproducen, nacen otras y siguen viajando al norte. Las mariposas que estuvieron en México ya no llegarán a Canadá. Ninguna mariposa hace el recorrido completo. La migración es un rasgo heredado y todavía no se sabe cómo recuerdan el camino a la misma área del bosque entre Michoacán y el Estado de México.

Cada año la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Alianza WWF-Telcel realizan un conteo de mariposas Monarca. La manera de hacerlo —sería imposible contarlas una por una— es registrar el número de hectáreas que ocupan los “racimos” de mariposas en nuestros bosques donde hibernan. Para llevar a cabo el monitoreo se realizaron recorridos quincenales por los 11 santuarios con presencia histórica de colonias de mariposas a través de un software de análisis espacial.

El miércoles pasado asistí a una conferencia de prensa en la que nos dieron los resultados del monitoreo: durante 2013 se registró el menor número de mariposas Monarca en los últimos veinte años.  Según explicó Omar Vidal, Director de WWF-México, que los números fluctúen, no es raro para estos insectos, pero durante los últimos 10 años cada vez son menos, lo cual marca una clara tendencia y el año que empieza, según comentó, está relacionado con el uso del herbicida Round-up en Estados Unidos.

Un punto importante: las mariposas Monarca no están en peligro de extinción. Afortunadamente habrá mariposa monarca en otras partes. Lo que está en riesgo de desaparecer es ésta ruta migratoria. Últimamente se han visto en el sur de Texas y de California, así que quizá este milagro de la naturaleza que llega a México cada año deje de existir.  El número de racimos que se contabilizó este año apenas rebasó media hectárea, 43 por ciento menos que el año pasado, que ya era poco.

Llámenme cursi, pero de verdad me entristeció el dato. Durante muchos años las vi pasar por la carretera y tuve la oportunidad de visitar el santuario hace dos o tres años. El gobierno de México, las comunidades y las organizaciones no gubernamentales, como la Alianza, han hecho un gran esfuerzo —y siguen en ello— para que la tala ilegal llegara a cero hace dos años. Se dice fácil pero esto ha sido producto de un trabajo de años de hacer conciencia sobre la importancia de cuidar los bosques, las graves consecuencias de no hacerlo y dar alternativas para explotarlo de manera sostenible y otras opciones a las comunidades para obtener ingresos.  El esfuerzo de México no basta para las Monarcas. Como explicaron en la conferencia de la Alianza WWF-Telcel, también las afectan las condiciones climáticas extremas y la disminución del alimento de las larvas, el algodoncillo, que se asocia con el uso de herbicidas.

En el periódico The Guardian (http://www.theguardian.com/environment/2014/jan/29/monarch-butterfly-numbers-drop-to-lowest-level-since-records-started) la nota mereció un lugar estelar y tuvo muchos comentarios informados de gran nivel e interesante lectura. Me llamó en especial la atención un comentario de un usuario preocupado que dijo que alguna vez había visto una que llegó ocasionalmente a  Inglaterra (de vez en cuando los vientos empujan a las Monarca a través del Atlántico).  Si no hacemos algo al respecto, quizá muy pronto digamos lo mismo.

Omar Vidal realizó un llamado a los mandatarios de México, Estados Unidos y Canadá a tomar cartas en el asunto en la Cumbre de Líderes de América del Norte, a celebrarse el 19 de febrero en Toluca (Estado de México), y diseñar un plan con acciones inmediatas de protección y restauración para conservar esta migración”. Creo que este llamado no es solo para ellos, sino para todos los ciudadanos. Es fundamental informarnos del tema y ejercer presión para que tomen acciones al respecto. Si nos quedamos con los brazos cruzados, la visita de las Monarca pronto será un recuerdo y ahora sí las vamos a contar una por una.

fernanda@milenio.com

http://www.milenio.com/blog/fernanda

Twitter http://twitter.com/FernandaT