Caleidoscopio

Algo se mueve

Noticias buenas son las que a menudo faltan, pues las malas vienen solas y con mucha frecuencia, pero, ¡ojo! No hay mal que dure cien años ni nadie que los aguante. Traigo a colación esto porque lo peor que nos puede pasar como país es conformarnos con un sistema político que no resuelve los problemas y los deja acumular a través del paso del tiempo. Ahí está el tema de las pensiones, de la precariedad del IMSS, ISSSTE, Pemex o el sistema educativo y muchos otros  asuntos como la corrupción, sin ser atendidos realmente de fondo. Pero tal vez lo más preocupante sea la falta de involucración de la sociedad mexicana, de la ciudadanía, pues, con frecuencia muestra signos graves de desentendimiento de lo que pasa, alegando razones del por qué no puedo intervenir o protestar o siquiera mínimamente participar. Sin embargo, no todo es negro en el panorama ni todo es negativo, pues cada día aparecen pequeños grupos de ciudadanos, como es el caso de mis amigos de PEREYRA 62, quienes muestran interés por construir voluntad y ánimo para progresar, aprovechando que se reúnen con frecuencia, pero ahora  transitando del encuentro anecdótico y trivial, o sea, de la reunión de amigos, al encuentro útil, socialmente hablando. Pasos hay que dar para que PEREYRA 62 sea no solo un grupo de amigos, sino que evolucione y trascienda, sin dejar de lado su noble principio de fomentar la amistad entre sus miembros, pero sí empezando a participar en la agenda ciudadana de Torreón, con aportaciones inteligentes, con ideas claras, marcando cursos de acción, a la vez que pueda hacer valer su peso por medio de la crítica constructiva y de señalar los errores u omisiones de la autoridad. Bienvenido este tipo de  iniciativas, sobre todo en una región y en un entorno donde ya pronto tendremos que pasar del pesimismo al optimismo e inevitablemente deberemos de prepararnos para “cachar” las oportunidades que llegarán a esta tierra de grandes esfuerzos.Ayer Milenio Diario nos daba cuenta de dos noticias: Pemex invertirá en la comarca varios miles de millones de pesos en una planta petroquímica de gran envergadura, y, de paso, en una nota de la reportera Patricia Tapia, nos informa que la industria de la construcción, por primera vez en mucho tiempo, da muestras de recuperación al tener un crecimiento de 2.2% en el mes de junio de este año. Torreón se siente mejor, se vuelve a respirar tranquilidad, pero debemos de cuidar mucho lo que hemos ganado. No dejemos que el pesimismo vuelva a entrar en nuestras casas. 


federicoramos@prodigy.net.mx