Caleidoscopio

El círculo de la pobreza

Por más intentos que hace el gobierno para convencernos de que el país avanza respecto al combate a la pobreza, la realidad es que no logramos sacar de ese círculo pernicioso a cientos de miles de mexicanos que viven en ella, y sin embargo, casi todos los políticos mienten o prometen las perlas de la virgen para romper ese círculo, sin apuntar soluciones reales que forzosamente tienen que pasar por atacar sus causas: la ignorancia y la falta de educación de calidad.

Ayer tuve oportunidad de asistir a la Universidad Iberoamericana para conocer las propuestas de los candidatos a gobernar nuestro Estado y para mi sorpresa, ninguno de los pretendientes, salvo Javier Guerrero, apuntó alguna idea tan siquiera de aproximación, para atacar el problema de la miseria alimentaria y económica, y salvo Guerrero, insisto, enfocó su propuesta a conseguir educación de calidad para los niños y jóvenes coahuilenses, como la única forma de romper ese círculo vicioso. Obvio, el trabajo empieza en casa con la familia, pues es ahí donde se inculcan los valores universales a nuestros seres queridos, también ahí fomentamos el desarrollo de las aspiraciones que todo ser humano debe tener para logra una vida fructífera y plena.

Pero, además de la familia también es importante el círculo laboral donde actuamos, pues es ahí donde tenemos la responsabilidad de ofrecer a nuestros empleados y colaboradores la educación que necesitan para superarse. Ellos también merecen romper ese círculo y no es el gobierno gastando miles de millones de pesos quién lo va a lograr. Somos nosotros, los particulares, quienes lo podemos hacer, cada uno es su radio de influencia.

En mi familia nos sentimos orgullosos de haber logrado que algunos de nuestros colaboradores ya lo hayan hecho, en base a haberlos apoyado a educarse. Es el caso de Raúl Sandate Sustaita, joven inteligente quien empezó a trabajar con nosotros en 2002 y aún no había terminado la primaria y hoy cursa su carrera de Ingeniería en la UVM, esperando conseguir su título pronto. Solo así se rompe el círculo de la pobreza. 


   federicoramos@prodigy.net.mx