Caleidoscopio

Parálisis cerebral

De todos los fenómenos negativos que inciden en la vida de nuestra sociedad, como la corrupción, impunidad, falta de estado de derecho y desigualdad, por mencionar algunos, todos contribuyen de manera eficiente y puntual a provocar la parálisis económica y social que padece la nación.

Por supuesto que esta parálisis sí es enfermiza y causa muchos dolores de cabeza a la población, pero puede empezar a ser curada cuando los políticos sean honestos y la ciudadanía esté vigilante. 

En contraste y a manera de parangón, sabemos que la parálisis cerebral que tienen algunas personas no es una enfermedad ni un desorden genético, pues la mente de estas personas funciona tan bien o mejor que la de muchos de nosotrosque nos consideramos normales.

Sin embargo, esa condición de parálisis  que tienen algunos, sufre del atropello de otros, la mayoría, que insisten en catalogarla, sin serlo realmente, como una enfermedad grave e incluso contagiosa. Nada mas alejado de la verdad, que dicho sea de paso, no se conoce por la ignorancia que tenemos respecto a este tema. 

Lo traigo a colación, amigos lectores, precisamente porque el próximo día 7 de octubre, la semana entrante, festejaremos el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, y con ello, la magnífica oportunidad de aprender de ellos, de los niños y adultos con parálisis cerebral, quienes nos enseñan muchas cosas, entre otras el amor que son capaces de prodigar a los que los rodean, y lejos de ser un estorbo como muchos creen, son fuente de inspiración y afecto verdadero. 

Acerquémonos a “Mentes con Alas”, comunidad de adultos con parálisis cerebral y adentrémonos en el mundo real en el que viven estos seres humanos, cobijados por el manto protector de Ruth Berlanga y su equipo, quienes de manera providencial catapultan hacia el cielo su vocación de servicio, sin esperar nada a cambio. 

Démosle un reconocimiento. Comunícate a los teléfonos: 204 2509 o 728 0068 y ahí te darán mas información y si quieres cooperar, eres bienvenido. 


federicoramos@prodigy.net.mx