Caleidoscopio

“Encuentro del Alcalde con la Fundación Renacimiento”

El pasado martes celebramos la reunión de la Fundación Renacimiento, organización que aglutina a un grupo de empresarios, intelectuales, ejecutivos, políticos, interesados en promover el desarrollo de la ciudad a través de la formación de grupos de análisis, crítica y aporte de soluciones a la problemática. En esta ocasión el invitado fue el alcalde de Torreón, señor Miguel Riquelme, quien tomó de muy buena gana el diálogo con nosotros sobre la agenda de la ciudad.
Varias cosas me llamaron la atención. Llegó solo, puntualmente y sin acompañantes, lo cual no es muy común, pues frecuentemente los gobernantes llegan rodeados de subordinados, escoltas y ayudantes. No fue el caso. La reunión fue directa, franca y el  alcalde tuvo oportunidad de hablar de su agenda, exponer sus planes, al tiempo que nosotros preguntábamos o planteábamos temas para discutirlos con él, sin intermediarios.
Ojalá y sea una práctica que siga en el futuro: dar la cara  a la comunidad, al fin todos somos ciudadanos de esta ciudad y merecemos ser escuchados, cosa que sucede poco, pues es común que el funcionario público se divorcie de sus conciudadanos y muchas veces gobierna para su ego o para unos cuantos.
Sabe escuchar y aprender rápido de la problemática. Reconoce que en muchos casos no tiene la solución a algunos problemas, lo cual significa que acepta la crítica, pero plantea soluciones.
Habló de Simas; de la imagen urbana que se encuentra en mal estado; trajo a la mesa el tema de la falta de seguridad y reconoció sin demérito sus limitaciones y carencias, expresando preocupación y voluntad por dar resultados rápidos,  pues la población ya no compra fácilmente espejitos.
Resaltó las acciones ya hechas realidad (de empoderamiento a la sociedad civil con instancias independientes ) como el Consejo de Cultura o el de Planeación Urbana, o el Consejo de la Mujer.
Torreón necesita urgentemente buenos gobernantes, accesibles, audaces, creativos, sin miedo a emprender acciones que dejen huella. Ser de otra manera solo conduce a la pérdida de tiempo....y no nos podemos dar ese lujo.


federicoramos@prodigy.net.mx