Caleidoscopio

Celebremos la Carta Magna

Ayer, aniversario 98 de la promulgación de la Constitución   traté de reflexionar sobre la importancia de contar con una Constitución vigente, máxima expresión de las normasde convivencia de un pueblo que aspira a vivir en armonía, sujetos todos sus ciudadanos y aun los extranjeros, a la observancia de la máxima ley.Se dice fácil, pero no lo es, y me refiero no solo al trabajo político intenso que se requirió en su tiempo, sino a las múltiples querellas o guerra civil desde 1910 hasta prácticamente 1917, en que se arriba a su promulgación en la ciudad de Querétaro. Aquellos patriotas que firmaron dicho documento merecen ser recordados. Cito a algunos: Venustiano Carranza, encargado del poder ejecutivo de la nación, quien al estampar su firma dijo:“la idea que ha guiado al Congreso en todas las reformas es el anhelo de hacer de México una patria grande y feliz”;Manuel Aguirre Berlanga, Ernesto Meade Fierro, José Ma. Rodríguez y Rodríguez, Jorge Von Versen, Manuel Cepeda Medrano, José Rodríguez González, todos ellos  diputados por Coahuila.Su antecedente lo es la Constitución del 5 de febrero de 1857, de donde se adopta el pensamiento liberal de personajes como Benito Juárez, Ignacio Comonfort, Porfirio Díaz, entre otros. La del 17,  está dividida en 9 Títulos, 156 artículos y 19 transitorios y ha sufrido más de 600 modificaciones desde su promulgación. Los artículos sobresalientes son: el 1, 3, 6, 14, 27 y el 115. Consúltalos, amigo lector. Recordarlos es un ejercicio útil.Cierto, somos un país de leyes que nos dieron nuestros ancestros, quienes nunca desviaron sus propósitos del  interés de la nación. A ellos les debemos mucho,pero justo es decir que somos un pueblo aún con grandes núcleos de la población en ignorancia, falta de alimentación adecuada y escases de empleo digno, y, ello no abona para nada a la observancia puntual de la norma, sino más bien a la delincuencia, a la corrupción y a la impunidad. El anhelo de…“hacer de México una patria grande y feliz” sigue siendo un  pendiente que no se puede postergar más. 


federicoramos@prodigy.net.mx