Caleidoscopio

Avanzamos poco, pero avanzamos

El pasado jueves 13, el Senado de la República aprobó una iniciativa sobre justicia laboral que implican reformas constitucionales de gran calado. Por fin desaparecen las tristemente célebres Juntas de Conciliación y Arbitraje y finalmente se crean tribunales en materia laboral.

Aire puro, de verdad.

Celebro esta decisión del Poder Legislativo que le quita al Poder Ejecutivo una función de "juzgador" que nunca debió de haber tenido. Igual pasará pronto con la procuración de justicia, que por décadas ha sido "manejada" por las autoridades estatales o federales, sin que sea realmente su verdadera función. En mi opinión, el país necesita deshacerse de estas pesadas losas que sólo minan las instituciones y socavan el precario estado de derecho que tanto necesitamos. ¿A título de qué mantenemos "tribunales agrarios" o "tribunales administrativos contenciosos" o para qué tenemos tantas "procuradurías" de todo tipo, supuestamente de defensa de consumidores o de usuarios de la banca y de las casas de bolsa, grupos sindicalizados o de algunos otros muy diversos? ¿Qué no sería mejor en todos los  casos acudir ante un juez especializado, si se quiere, pero al fin juez independiente del gobernante en turno, para dirimir un conflicto entre particulares o entre empresas o entre ambos, e incluso, aún más importante, con el propio gobierno?

Ya en alguna otra entrega en este mismo espacio les había comentado, amables lectores, que nuestro país por lo general llega tarde a la toma de decisiones importantes que mueven al mundo y lo hacen progresar. Somos lentos porque nos gusta la simulación, pero no hay forma en estos tiempos de redes sociales y de sociedad civil, de esconder los problemas y batearlos.

Qué bueno que por lo menos ya avanzamos en algo en la dirección correcta, pero faltan por resolverse asuntos tan cruciales como el fuero y la independencia de los fiscales que procuran justicia. No hay que quitar el dedo del renglón. Somos los ciudadanos los que tenemos ese poder.


federicoramos@prodigy.net.mx