Caleidoscopio

¿Autopista? Durango-Mazatlán

Cuando estaba por terminarse de construir el tramo El Salto- Mazatlán, a los viajeros de esa ruta nos embargaba un sentimiento de orgullo y de pertenencia, además de la clásica curiosidad por transitarla, sobre todo para admirar el puente El Baluarte,  pues la obra a lo largo de 12 años se “vendía” al público por parte del gobierno como la obra del sexenio, primero de Fox y luego de Calderón, para que, finalmente, fuera inaugurada por EPN, a un costo extraordinariamente alto.

Todos pensamos: ¡es que esta autopista sí es de primer mundo!Pero, ¡Oh decepción! transcurre algo de tiempo, no mucho,  y los viajeros frecuentes nos sentimos desengañados y decepcionados. pues salta a la vista la mediocridad de la obra y la desfachatez de un cobro exageradamente alto que Capufe, o lo que es lo mismo, el gobierno federal, no merece cobrar pues las interrupciones constantes a la vialidad, los baches peligrosos y las fallas de compactación que hacen arriesgar su vida al automovilista y a sus familias o  la descompostura de su propio vehículo, se dejan ver a lo largo de los 460 kilómetros del trayecto.Y para colmo, los ejidatarios de la parte alta de la sierra tienen tomada la caseta de Coscomate, argumentando que el gobierno no cumple los compromisos del pago de sus tierras expropiadas.

Dicha caseta costaba cruzarla 248 pesos y los campesinos inteligentemente solo cobran una cuota simbólica, entre 30 y 50 pesos por dejarlo pasar.

Obvio es decirlo, tienen la simpatía y el respaldo de todos los automovilistas, no solo por el menor costo por cruzarla, sino porque aunque procedan de manera ilegal, también las autoridades hacen lo mismo y permiten el bloqueo y la toma de las instalaciones, que ahora se ha convertido en un  auténtico tianguis.

Además, la repulsa del publico a las autoridades es grande pues la promesa de una obra de primer mundo queda en un monumento a la corrupción.Los usuarios no tenemos defensa alguna, ni con quién quejarse, y las autoridades, como si nada pasara.

Viva México. 


federicoramos@prodigy.net.mx