Juego de espejos

Campañas iniciadas

LA EQUIDAD NO se puede construir por ley, además de que los prospectos de candidatos encontrarán formas para eludir la norma: allí están los recurrentes informes de legisladores con objetivos de posicionamiento o el caso de López Obrador y Ricardo Anaya haciendo uso del tiempo oficial de sus partidos con propósitos de promoción personalizada

La ley fija el periodo de campañas. En un inicio tuvo como propósito la equidad y, recientemente, disminuir el periodo de proselitismo con el ilusorio intento de reducir los gastos de campaña. No ha sucedido ni lo uno ni lo otro. La equidad no se puede construir por ley, además de que los prospectos de candidatos encontrarán formas para eludir la norma: allí están los recurrentes informes de legisladores con objetivos de posicionamiento o el caso de López Obrador y Ricardo Anaya haciendo uso del tiempo oficial de sus partidos con propósitos de promoción personalizada.

La política y la disputa por el poder son independientes de lo que establecen las leyes, mucho más cuando éstas no atienden la realidad; las normas la regulan, no la construyen. El hecho es que las elecciones de 2016 son para PAN, PRI y Morena el escenario para la sucesión presidencial; para los demás partidos, incluido el PRD, el objetivo es asegurar su supervivencia y para ello determinar si el camino es ir solos o en alianza. La decisión dependerá del candidato a postular. El PVEM y Nueva Alianza irían con el candidato del PRI. El PRD espera a que Miguel Ángel Mancera quiera o alguno de sus gobernadores y así contener la desbandada por López Obrador, el enemigo jurado del partido que lo hiciera dos veces candidato presidencial. Movimiento Ciudadano puede ir con Enrique Alfaro y los números le dan para ser la primera fuerza en el occidente del país. PT y Encuentro Social son incógnita.

Las encuestas engañan, mucho más las que evalúan los prospectos de candidatos. Normalmente confunden conocimiento con aceptación y es de elemental lógica, ¿quién puede pronunciarse a favor de quien no se conoce? Por ello López Obrador y Margarita Zavala llevan delantera, pero eso no es necesariamente competitividad. Un error de AMLO ha sido su alianza con el sector más nefasto y pernicioso del gremio magisterial, la sección 22 de Oaxaca. Otro de Margarita ha sido insinuar que con o sin el PAN estaría en la boleta; no se puede jugar por las dos vías y llega el momento de decidirse.

También está presente la cantera de los independientes. Castañeda dice que solo se requiere uno, pero la institución no fue creada para acabar con el sistema de partidos, sino para garantizar el derecho a ser votado, como en su momento se le negó al ex canciller. Habrá independientes. Jaime Rodríguez tiene con qué, a pesar del desgaste propio del ejercicio del poder como gobernador de Nuevo León; Margarita Zavala o Miguel Ángel Mancera podrían serlo si se animaran. El mismo Jorge Castañeda o el ex rector Juan Ramón de la Fuente pudieran serlo, también Pedro Ferriz. Son muchos los partidos que existen y algunos andan en la búsqueda de candidato, pero también son muchos los nombres que ven sus mejores posibilidades como candidatos ajenos o en contra de los partidos.

La pregunta mayor es sobre el futuro del PRD. El tribunal resolvió la diferencia en Zacatecas. Pedro de León, externo, y Rafael Flores, de casa, disputaban política y judicialmente la candidatura. El fallo favoreció al segundo y no es mal prospecto, tampoco Pedro de León, pero la memoria pública sobre el mal gobierno de Amalia García
y el bueno del de Ricardo Monreal dificulta el regreso del PRD y abre espacio a David, hermano del ex gobernador. Competencia de tres, PRI, PRD-PAN y Morena es lo que se anticipa, Alejandro Tello con la candidatura del PRI.

Los resultados de junio serán importantes para la definición del candidato presidencial del PRI. Cualquiera que sea el balance de triunfos y derrotas quedará claro que la ruta es la coalición con el PVEM y Nueva Alianza, además de contender en condiciones de oposición dividida. Las derrotas vendrán no necesariamente donde el PRI tiene el más bajo porcentaje, sino en donde un candidato opositor pudo concentrar el rechazo al gobierno y su partido. Los resultados de 2016 también habrán de mostrar la necesidad de modificar estrategias y programas de comunicación para sumar la adhesión de los jóvenes menores de 30 años, asiduos en la comunicación digital y cada vez más distantes de los medios de comunicación tradicionales como son prensa y televisión. Facebook se revelará como el medio de mayor importancia para acceder al mundo digital en el que concurren millones de electores.

Por su parte, López Obrador buscará que Morena amplíe su presencia en sus propios términos. No requiere de victorias, sino que en cada estado la votación por su partido sea mayor a la que obtenga el PRD. Oaxaca, Veracruz y Zacatecas son los territorios de disputa. En lo que va del año el PRI ganó Colima y el PRD Villahermosa. Lo que está por venir dejará claro si fue tendencia o solo un resultado circunstancial, en un escenario donde los dirigentes de los partidos juegan su propia suerte hacia la sucesión presidencial.


fberruetop@gmail.com
Twitter: @berrueto