Trayectos

El tren de la muerte...

Nadie tiene derecho a juzgar a los emigrantes e inmigrantes, mejor seamos empáticos con su dolor y necesidades. La mayoría de las personas tenemos al menos un familiar que atravesó de forma ilegal o legal la frontera con los Estados Unidos Norteamérica.

La realidad es que diariamente, entre mil y mil 500 "trampitas" o migrantes arriesgan su vida al subirse al ferrocarril mexicano, mejor conocido como la "Bestia". No es solamente es un tren, sino un conjunto de trenes que transitan por la ruta Pacífico-Occidente, los cuales además de mercancía transportan mujeres, niños y hombres, principalmente centroamericanos, que desean llegar a Estados Unidos a cumplir su sueño.

La migración es un fenómeno mundial, resultado de un proceso histórico, el cual se relaciona con la desigualdad social, cultural y económica. El Instituto Nacional de Migración reportó hasta el 12 de octubre un registro de 13 mil 465 migrantes que han cruzado México durante este año, lo que lleva a observar el aumento de más de 400 por ciento en comparación con 2015.

Son ellas, "las patronas", originarias del municipio de Amatlán de los Reyes, Veracruz, quienes pueden explicar más el sentir de los migrantes, ya que por más de 20 años han lanzado víveres a los migrantes. No importan los premios que han recibido, sino el apoyo hacia los "trampitas", quienes piden desesperadamente un vaso con agua o una tortilla con arroz para poder continuar su viaje.

La semana pasada el titular de la Secretaría del Trabajo y de la Previsión Social de México, Alfonso Navarrete Prida, habló sobre el Programa Laboral Migratorio Temporal, único en América Latina, y que es apoyado por Organización de Estados Americanos (OEA), ante el incremento de migración mundial.

Es un Memorándum de Entendimiento en Materia de Cooperación Laboral, en el que participan El Salvador, Guatemala y Honduras. Consiste en la creación de un plan conjunto de apoyo a trabajadores migrantes, es decir, que los centroamericanos podrán tener la posibilidad de trabajar en México durante 180 días en los sectores agrícola y de servicios durante épocas determinadas de mayor demanda. Por otro lado, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social permite que mexicanos altamente calificados puedan emplearse temporalmente en dichas naciones.

Seamos conscientes, la migración es más que un supuesto muro que México deberá pagar si gana el arrogante Trump; es el riesgo de morir, de sufrir abusos sexuales, ser víctima de trata de personas o tráfico de órganos, es un acto suicida del que pocos gobiernos dan soluciones.