Trayectos

La soledad

Ella cumplirá 38 años, es madre soltera de dos hijos, una niña de cuatro y un niño de ocho años. Su jornada empieza a las cinco de la mañana, pasa por la leche, lava su pequeño patio, riega sus amadas plantas y flores, prepara a sus chicos para llevarlos a la escuela, los uniforma, les da el desayuno y sale a dejarlos, más de una hora para transportarlos, los deja y parte a su lejano lugar de trabajo, microbús, metro y una caminata.

Es empleada doméstica y algo más de una mujer profesionista y empleada del gobierno federal; tienen casi de la misma edad, pero ella es divorciada. La "Solé", como le dicen de cariño, además cuida y hace el papel de enfermera de la madre de su jefa, una anciana que en días cumplirá 80 años.

Soledad realiza todas las labores domésticas y de limpieza del departamento de "su patrona", plancha, lava, sacude, trapea, cocina, alimenta a los gatitos que junto a su radio portátil son su compañía en esas largas horas... "es el alma de la casa" dicen.

De lunes a viernes Soledad ve pasar su vida entre su trabajo y su casa en el Estado de México; su hora de salida es a las seis de la tarde, pero el trabajo no termina ahí, ya en su hogar vienen tareas de sus hijos, un rato de juego, preparar cena y comida para el día siguiente, uniformes, útiles, un poco de tele y la noche, el cansancio, y soñar...

Soledad es afortunada, dicen, gana 200 pesos al día, mil pesos a la semana, 4 mil pesos al mes, ese es su presupuesto total, salvo uno que otro extra por planchar a una hermana de su patrona.

Sobra decir que es una extraordinaria administradora, le alcanza para todo y ese todo es lo básico, incluso algunas golosinas para sus amores. Cubre mágicamente la educación y alimentación de su pequeña familia. No se queja, no hay más, se dice bendecida por tener trabajo.

La Solé, es solo un ejemplo de millones de mujeres y hombres en situación similar. Aspira a lograr algo más, segura estoy que le llegará, pero mientras la vida sigue e, insisto, no hay queja ni pretexto alguno.

La Cámara de Diputados aprobó el histórico y mayor Presupuesto de Egresos de la nación, casi 4.5 billones de pesos, lo que representa un incremento de 8.8 por ciento con respecto al de 2013. Educación, Seguridad y Desarrollo Social, Infraestructura y Seguridad Pública los rubros con mayor aumento; por desgracia la inversión en cultura disminuyó; el gobierno federal estará dotado y comprometido para ejercer ese presupuesto de manera eficaz, honesta y transparente.

El presidente Enrique Peña Nieto y su equipo, gobernadores y alcaldes deben privilegiar y priorizar el gasto en inversión. Evitar el dispendio, "lujos y privilegios" de otros tiempos. Corren buenos tiempos para el país, es un deseo y un anhelo.

No hay pretextos para no crecer; si Soledad ha podido sacar adelante a su familia con esfuerzo y sacrificio, sobre todo con responsabilidad, no veo porqué el gobierno, no haga lo mismo. La "mesa está puesta", hay condiciones para crecer, para darle otro rumbo al país, a nuestras vidas, no nos defrauden, no nos dejen igual o peor. No dejen a Soledad en la soledad.