Trayectos

A redactar las reglas del juego…

Al cumplirse 99 años de la Constitución de 1917 es necesario reflexionar sobre la vigencia de la Carta Magna, así como de las reformas estructurales como vía para actualizar los derechos sociales y humanos de los mexicanos.

Recordemos que la actual Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, tiene su origen en la constitución de 1857, a la fecha el 80 por ciento de los artículos originales han sido reformados en un promedio de cinco veces cada uno, lo que equivale a más de 561 reformas; solo 27 de los 136 artículos constitucionales han permanecido sin cambios, esto es solo el por ciento del texto constitucional original.

En el marco de la celebración del 5 de Febrero, en Querétaro, el presidente Enrique Peña Nieto destacó que la Constitución se ha modificado durante su mandato con más de 21 reformas aprobadas.

Aunque la Carta Magna es cambiante, ya es muy vieja para un país pluricultural que se dirige hacia la modernidad. Sobre todo cuando en México es común escuchar que "las reglas se hicieron para romperse", pero para romperlas, primero hay que conocerlas. Esto me lleva a reflexionar sobre dos conceptos: lo constituido y lo constituyente.

Lo constituido se refiere al poder que ejerce el gobierno dentro de una Nación, en el que establece la representación del Estado legítimamente, con base en regímenes constitucionales o normas ya establecidas. Mientras que lo constituyente es la facultad de dictar el orden jurídico de un territorio y de imponer las normas fundamentales que sustentan la creación de Estado y establecimiento de su organización política.

Lo constituyente también es una parte fundamental de la democracia, pues se pone en marcha con el objetivo de dar forma a una constitución, la cual debe ajustare o modificarse de acuerdo a las necesidades de la población.

La Ciudad de México ya es una entidad federativa, por lo tanto demanda una Constitución. ¿Quiénes escogen el contenido de los artículos? ¿Cuáles serán los derechos de los citadinos? ¿Quiénes proponen las iniciativas de ley?

En días pasados, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, presentó a las 28 personas que participarán en la elaboración del Proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México. ¿Realmente conocen las necesidades de los ciudadanos?

En este proyecto participarán hombres y mujeres dedicados a la academia, las artes, la justicia, el deporte y la política; algunos de los nombres que conforman el equipo de redactores son: Enrique Ortiz Flores, Ariel Rodríguez Kuri, Porfirio Muñoz Ledo, Alejandro Encinas, Miguel Barbosa, Cuauhtémoc Cárdenas, María Rojo, Juan Villoro, Miguel Concha Malo, Marta Lamas y Guadalupe Loaeza.

Suena prometedora la intención de enfocarse a la lucha de género, el deporte, la cultura, la construcción de derechos humanos, sin dar marcha atrás a los derechos ganados. Esperemos que no sean simplemente letras o leyes que protejan las injusticias y la corrupción; la Ciudad de México es un estado pluricultural con grandes retos.