Trayectos

Entre “pajaritos y águilas”


En los pasados días se entremezclaron sucesos que nos deben llevar a la reflexión. A raíz de la conmemoración de los 100 años de El Ejército Mexicano, la Cámara de Diputados, en un hecho histórico e inédito, rindió homenaje a las Fuerzas Armadas.

Ahí, el general secretario, Salvador Cienfuegos Zepeda, acompañado de más de 50 generales, habló nuevamente de la imperiosa necesidad de dotar a este organismo armado de los instrumentos jurídicos para llevar a cabo las funciones que los ejecutivos federales les han encomendado transexenalmente.

Pidió a los Diputados dotarlos de "instrumentos legales apropiados, modernos y funcionales" que garanticen su desempeño, que les permitan continuar su trabajo en las calles y afrontar la realidad actual y futura del país.

Recordemos que hace más de 12 años, Felipe Calderón Hinojosa, "sacó" de sus cuarteles a la tropa y a sus comandantes para hacer frente al crimen organizado en Michoacán y justo es en esa entidad donde recientemente fueron vandalizadas estaciones de gasolina e instalaciones de la CFE, nuevos enfrentamientos entre cárteles y terror entre la población.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto decide pegarles en el corazón a dichos grupos, haciendo que las fuerzas federales tomaran el control de uno de los más importantes puertos de México "Lázaro Cárdenas", de ahí que la petición del general Cienfuegos cobra mayor urgencia, de otra manera algunas acciones realizadas por los militares en estas encomiendas estarán fuera de la ley.

Días después asesinaron al presidente municipal de Santa Ana Maya, Michoacán, Ignacio López Mendoza, lamentable sin duda, y de inmediato apareció el Twitter "pajarito" de Felipe Calderón para exigir al actual gobierno el esclarecimiento de esos hechos.

Son muy pocos 140 caracteres para que precisamente el que iniciara la guerra contra el narco, en Michoacán, exija lo que él no pudo hacer como lo prometiera: "pacificar la entidad", que además es su tierra natal y en la cual también su hermana perdiera la contienda a la gubernatura.

Tampoco pudo darle al ejército el marco jurídico que en su momento el general Galván Galván le solicitara por todos los medios dejando a sus subalternos en esa indefensión. Calderón ahora como ciudadano tiene el derecho de manifestarse en las redes sociales, como ex presidente es imperdonable que lo haga en lo arriba expuesto.

El sabe que su actuar como mandatario hizo que su partido perdiera la Presidencia y ahora sus esbirros dividen al blanquiazul, eso sí intenta velar por el futuro de México con sus "pajaritos cibernéticos". Que recuerde que aquí hay muchos Generales y un comandante supremo que portan águilas en la frente y los hombros, que están dispuestos a servir a la Patria y no solo al gobierno en turno.

Señores diputados, señores senadores, no solo de homenajes y placas conmemorativas vive el Ejército, requiere de las leyes y presupuestos que lo acompañen en la tarea que ellos no pidieron, sino que se les ordenó.