Trayectos

¿Y el amor?

Tan cerca del amor y tan lejos de la empatía. Pues bien, los esqueletos de muchos están saliendo de sus closets o, mejor dicho, se los están sacando; todos contra todos, pero fundamentalmente contra el gobierno federal, la clase política destrozándose.

Pero a nadie engañan, el hecho de que se haga pública tal o cual información, desde hace unos meses, es porque el contrario les pasa tips a los medios de comunicación o les remuneran para que sean dados a conocer.

La vida me ha enseñado que todo se sabe y todo se paga. Aunque leyendo al periodista Ricardo Alemán, en su "Itinerario Político", afirma lo contrario. Él nos dice que "cuando en una democracia se pierde la memoria de su pasado también pierde su futuro", y ahí le atiza a Carlos Salinas, a Ernesto Zedillo, Manuel Bartlett, Dante Delgado, Manuel Camacho, Marcelo Ebrard, Ángel Aguirre, Ricardo Monreal, a quienes los imputa por la desaparición de más de 600 militantes del PRD asesinados en el periodo de 1988 a 1997, y que algunos pasaron del priismo a la "izquierda".

Lo cierto es que si seguimos por este camino en las elecciones de junio, nos pudiéramos llevar la sorpresa de que el futbolista Cuauhtémoc Blanco sea presidente municipal de Cuernavaca, o que el payaso "Lagrimita" se postule como alcalde de Guadalajara, o la cantante Yuri en Veracruz.

Parece un juego, una burla, pero no, la política y los partidos políticos viven una de sus peores crisis. La credibilidad de los políticos está por los suelos. El 7 de junio mucho estará en juego para el país; un reto es que en algunos lugares se desarrollen los comicios en paz, ya que el encono y el odio están apoderados de políticos y en parte de la población.

Los "líderes" tienen hambre de reconocimiento de sus logros, todos anhelan y quieren ser los "más bonitos", sus estrategias de comunicación política y difusión no han sido las acertadas, una estrategia de comunicación social efectiva per se "crea opinión en la población y otorga confianza y valida votos" y, fundamentalmente, sus hechos, no solo sus dichos.

Pero no, hoy las cosas parecen difíciles, para la política toda. Hay desconfianza e incertidumbre; sin embargo, el país, con todo ello, camina, avanza, sigue, y no hay más. Percibo una tendencia total por parte de los líderes de opinión, articulistas, columnistas, ensayistas, el guion es elocuente: atacar todo lo que viene del gobierno, del color que éste sea.

Las críticas no son razonadas ni analizadas, son más bien producto de "conflicto de intereses" y de ambiciones personales. Y yo me pregunto ¿Y el amor? ¿el amor a la patria y al prójimo?

El secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, dijo que en México, "Hay quienes quisieran distanciarnos del pueblo. Imposible: somos uno y lo mismo, basta ver el rostro, la piel, el pensamiento y corazón de cada soldado para ver que somos pueblo, que somos México, igual que el resto de la patria", expresó.

En el 102 aniversario de la Marcha de la Lealtad en el Castillo de Chapultepec, refrendó que las fuerzas armadas defenderán con honor y lealtad los principios de la democracia, las instituciones y a México. Ante el presidente Enrique Peña Nieto, "las mujeres y hombre que portamos el uniforme con honor y lealtad defenderemos los principios de la democracia, continuaremos resguardando a las instituciones, seguiremos escoltando a México". Claro y contundente, ojalá así sea.