Trayectos

¡¿Qué alguien me explique?!

Juan Martínez Pérez García, Presidente de la Red por los Derechos de la Infancia en México A.C. (REDIM), afirmó que "vergüenza les debería dar a todos los que ahora, se convirtieron en defensores de la multi mencionada Mamá Rosa", y se pregunta "si ellos, ¿hubieran dejado a sus hijos a su cuidado?". Añadió que todas las leyes escritas a favor de los infantes están en papel mojado. A través del tiempo los Gobiernos abandonaron el espíritu primario del DIF, "por falta de dinero", y "se estableció un juego de complicidades" – "no te doy dinero, no te exijo"- y además el Estado no tiene los mecanismos para supervisar y sancionar, por la reiterada falta de presupuesto". De las leyes escritas, esas en papel mojado, les recuerdo una y la más importante, la Carta Magna, esa tan reformada, establece que: "El varón y la mujer son iguales ante la ley. Esta protegerá la organización y el desarrollo de la familia. Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos. Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general. Toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa. La ley establecerá los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar tal objetivo. Es deber de los padres preservar el derecho de los menores a la satisfacción de sus necesidades y a la salud física y mental. La ley determinará los apoyos a la protección de los menores, a cargo de las instituciones públicas. En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral. Este principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez. Expedir leyes que establezcan la concurrencia de la Federación, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias, en materia de derechos de niñas, niños y adolescentes, velando en todo momento por el interés superior de los mismos y cumpliendo con los tratados internacionales de la materia, de los que México sea parte". Yo imaginé que este país sería otro desde aquel fatídico caso de la Guardería ABC, pero me equivoqué, así como grave es la información que publicó Milenio Diario afirmando que "La Procuraduría General de la República (PGR) inició desde hace 14 meses la indagatoria que derivó en la intervención del albergue La Gran Familia que fundó Mamá Rosa, y de otro inmueble identificado como Casita de Yamira, en el mismo predio en Zamora, como parte de la investigación en la que participaron agentes encubiertos, y en cuyo operativo de cateo se autorizó la participación del Ejército para seguridad perimetral", cuestión que se ha criticado mucho, sin razón. ¿Cómo?. ¿¡Ya lo sabían hace meses?. La PGR investiga al notario público de Zamora, Luis Fernando Alcocer, porque otorgaba a Mamá Rosa la patria potestad de niños que los padres dejaban bajo su tutela, dicen fuentes de la dependencia.