Trayectos

¡Triste realidad!

No cabe duda que en México todo es posible. A 20 días de las elecciones del 7 de junio de 2015, es más fácil preguntar por los intereses de los candidatos que por sus propuestas a favor de la sociedad mexicana. ¿Realmente somos ciudadanos libres que elegimos el rumbo del país?

Así como yo, hay miles de personas que estamos confundidas al ver gobiernos que tienen políticas desorganizadas y sin planeación, que se reflejan en los intereses particulares de la mayoría de los políticos corruptos, y en estos tiempos electorales, en las campañas sin propuestas.

El Instituto Nacional Electoral (INE) ya anticipó que aproximadamente 38 por ciento de los ciudadanos tiene el interés por participar en las elecciones, mientras que 47 por ciento de los votantes no tiene la intención de participar. Cabe destacar que la mayoría de los que tienen la intención de votar anularán su voto.

La semana pasada Ricardo Raphael, investigador del CIDE, cuestionó sobre la desigualdad y la pobreza del país, producto de las fallidas políticas públicas emprendidas por el Estado.

Asimismo, se presentó un grupo de acción ciudadana que busca hacerle frente a la pobreza, por medio de diversas organizaciones civiles. ¿Y qué harán los partidos políticos y sus candidatos?

Es triste saber que las políticas del Estado mexicano no alcanzan para resolver problemas, tales como la falta agua, alto costo de energéticos, falta de viabilidad, deficiencia en el sector salud, salarios bajos, inseguridad, falta de empleo y contaminación ambiental. Como diría Ricardo Raphael "la pobreza que observamos en el país, no se debe a un asunto del azar, a la voluntad divina, a que las circunstancias nos colocaron ahí". Simplemente, los gobernantes no conocen los problemas ciudadanos y la ciudadanía no conoce a sus gobernantes.

Se acerca el proceso electoral para elegir a gobernadores, alcaldes y diputados. ¿En qué nos beneficia? El Estado mexicano ha destinado aproximadamente 37 mil millones de pesos a las elecciones del 2015, que carecen de estrategias y planeación.

¿Cómo quieren que reaccionemos ante candidatos incongruentes que pretenden llegar al poder sin propuestas claras para la ciudadanía y que además en muchos casos se están matando literalmente?

Y por si fuera poco, ahora nos encontramos con el caso de Marcelo Ebrard, quien después de varios intentos por ocupar una curul en la Cámara de Diputados, el pasado miércoles 13 de mayo el ex jefe de Gobierno del DF, aceptó ser suplente de René Cervera, quien es candidato plurinominal para diputado federal del partido Movimiento Ciudadano. ¿Acaso busca su fuero para ampararse de su responsabilidad en las fallas en la Línea 12 del metro?

Hay focos rojos que el Instituto Nacional Electoral ha detectado y que el Estado mexicano habrá de asumir su responsabilidad para que las elecciones se puedan llevar a cabo dentro del marco normativo, y más cuando la inseguridad es una triste realidad en muchas regiones del país.